Voces del presente claman un futuro mejor

Estamos ante la mayor generación de jóvenes de la historia. Se estima que actualmente la región de América Latina y el Caribe tiene 165 millones de personas entre los 10 y los 24 años de edad. Es decir, para fines de 2020, 4 de cada 10 personas serían menores de 24 años. ¿Cuánto invierte el Estado paraguayo en su “futuro”?

Juventud paraguaya 2019.
La juventud paraguaya actual es consciente de sus urgencias y necesidades, tal como lo viene demostrando, y no duda en solicitar las soluciones de esos problemas a los gobernantes.Gentileza Unfpa

La población adolescente y joven en Paraguay abarca alrededor de 2.000.000 de personas. Sin embargo, este bono demográfico aún aguarda una mayor respuesta de los adultos y el Estado.

“Confiamos en vos y queremos que seas parte de esta organización”. Estas fueron las palabras de los compañeros de colegio que impulsaron a Francisco (17) a ser parte de la Red Nacional de Niñez y Adolescencia (Rednna), una organización que lucha por los derechos de este sector.

Francisco (17), integrante de la Red Nacional de Niñez y Adolescencia (Rednna).
PUBLICIDAD

“La motivación que me impulsa a formar parte de esta organización es que ningún niño, niña o adolescente, sea vulnerado en sus derechos”, dice el joven, quien forma parte de esa población de dos millones.

La importancia del desarrollo de la generación de Francisco y otros jóvenes motivó recientemente al Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA), a lanzar a nivel regional y también en el país, la iniciativa denominada 165 Millones de Razones: un llamado a la inversión en adolescentes y jóvenes, dirigido a movilizar, amplificar y coordinar esfuerzos a favor de las generaciones presente y futura.

Jóvenes vulnerables

La situación de vulnerabilidad en que se encontraban los menores de edad, sobre todo las niñas, fue lo que le impulsó a Francisco y le sigue impulsando a seguir trabajando en su organización. Sobre todo, para hacer frente a los casos de abuso y otras situaciones que pone en riesgo a este sector.

Algunos de los datos que conmovieron a Francisco son:

  • 82 adolescentes, de entre 15 y 19 años, fueron diagnosticados con VIH en 2017.
  • 4 de cada 10 nuevos casos corresponden a adolescentes y jóvenes.
  • En casi 99% de los casos la causa es el contacto sexual.
  • 1 de cada 4 muertes maternas en el 2018 fue una niña o adolescente.
  • 1 de cada 20 niñas en situación de pobreza, de 10 a 14 años, tiene hijos.
  • 1 de cada 10 niñas indígenas, de 10 a 14 años, tiene hijos.
  • Paraguay -cada año- pierde un 12% del PIB a causa de los embarazos adolescentes.
  • US$ 4.812 millones es la pérdida del PIB en 2018 por embarazos adolescentes.

(Fuente: Datos oficiales, Pronasida, MICS Paraguay y Unfpa).

Derechos de jóvenes en riesgo.

Los riesgos mencionados no son el único problema para Francisco. Como joven, revela que aún cuesta que la sociedad, sobre todo los adultos, presten atención a la generación que le sucederá. “Muchas veces los adultos ven como un objeto al niño y adolescente. Aún persiste el pensamiento de decir ‘qué se creen estos chicos, qué nos van a enseñar a nosotros’”, relata el representante de Rednna.

Panorama

La juventud paraguaya actual es consciente de sus urgencias y necesidades, tal como lo viene demostrando, y no duda en solicitar las soluciones de esos problemas a los gobernantes. El abordaje de este sector debe ser integral, observa Darmy Martínez, integrante del Consejo Consultivo Adolescente y Joven del Fondo de Población de las Naciones Unidas (Unfpa).

“No hay cuestiones más urgentes a considerar que la salud, educación y empleo. Es vital y urgente que un plan de gobierno pueda trazarse una inversión que abarque todos los ministerios y todas sus instancias para contemplar a los jóvenes en sus estrategias y presupuestos. Todas estas instancias deben verlos como protagonistas de sus operaciones y planes de gobierno”, expresó Darmy.

Juventud paraguaya 2019.

Los más de un millón de jóvenes que están fuera del sistema educativo y los embarazos adolescentes, además de la falta de fortalecimiento del sistema del empleo juvenil, son otras de las demandas que el Estado debe tener en cuenta, menciona la integrante del consejo consultivo de Unfpa.

El bono demográfico con el que cuenta el país, por la gran cantidad de población joven, es una gran ventaja que aún no ha sido capitalizada por los gobernantes. Resulta imperioso hacerlo, ya que queda poco tiempo para quitarle provecho. “Este bono puede convertirse en una carga para el país si es que en un futuro no invertimos, ya que puede constituirse en un sector que no está educado, formado, ni empoderado en derechos en unos 30 años más”, advierte la joven.

Juventud paraguaya 2019.

Considerando la importancia del bono demográfico en el país y en América Latina y el Caribe, el UNFPA impulsa 165 Millones de Razones, que tiene como fin promover una interacción multisectorial en torno a la importancia que tiene la inversión en adolescencia y juventud. Apunta a incentivar y coordinar la movilización de esfuerzos que generen la inversión en adolescentes y jóvenes, dentro del marco de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible, la Estrategia Global de Juventud de las Naciones Unidas y el Consenso de Montevideo sobre Población y Desarrollo.

Como punto principal, el proyecto llama a llevar adelante 10 acciones a emprender ahora. Entre ellas, se citan: reducir los embarazos no deseados en adolescentes, ofrecer educación integral para la sexualidad apropiada a las diferentes edades, garantizar el acceso universal a servicios de salud sexual y reproductiva integrados y de alta calidad, garantizar que todas las personas puedan concluir la educación secundaria, entre otros.

Llamados al Estado

Hoy, 21 de septiembre, encuentra a los jóvenes paraguayos con entusiasmo pero también alerta ante las situaciones que les toca vivir e incertidumbre, menciona Francisco. Cuestiona además, como lo vienen haciendo desde hace varios años, que las acciones del gobierno mayormente no pasan de las palabras. “Se dice mucho que no somos el futuro, somos el presente. Pero este presente actual no nos asegura un futuro venturoso”, enfatizó Francisco.

Juventud paraguaya 2019.

Al igual que Francisco, otros de su generación se organizan y buscan hacerle frente a la situación actual desde sus espacios. Esto fue lo que se vio en el Campamento de Liderazgo Juvenil “¡Juventudes YA!”, donde 30 líderes de adolescentes y juveniles reflexionaron y debatieron sobre la situación actual de este sector de la población.

“La juventud está en proceso de formación, tiene la capacidad de mejorar las cosas e innovar, por eso es importante la inversión en este sector y que el Gobierno cumpla con su parte”, dijo al respecto Gustavo (17). “La inversión en juventud ayuda a la base de la formación de los jóvenes y sirve para que podamos aumentar las posibilidades de crecimiento personal como social”, agregó Melinda (16). Los participantes cuestionaron que el Estado solo invierta cada año G. 750.000 por cada joven.

Juventud paraguaya 2019.

El encuentro tuvo como cierre la creación de un manifiesto final, donde dieron a conocer sus demandas. Entre ellas, facilitar la promoción juvenil auténtica, activa y protagónica; garantizar una educación pública gratuita y de calidad, con enfoque de género y derechos humanos; asegurar servicios de salud integral confiables, y garantizar el acceso a la información de salud sexual y reproductiva.

Solicitaron también garantizar la equidad en educación y cultura, salud, tierra, justicia, entre otros; además de fomentar la cultura de paz que permita la coexistencia de la diversidad de culturas e identidades de las adolescencias y juventudes.

¿Nuestro futuro cuesta G. 750.000 al año?, es una de las muchas preguntas que se hacen los jóvenes paraguayos en su día.

Juventud paraguaya 2019.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD