El trabajo en inferiores (II)

Semanas atrás comenzamos a hablar del trabajo en las inferiores de los clubes que están en la primera división del fútbol paraguayo. Iniciamos la serie de notas con Libertad. Esta vez le toca el turno a Sol de América.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/RQFKNK267ZAAJGGIG7LFSHS3FU.jpg

El cuadro de Villa Elisa es uno de los que más importancia dan a las divisiones menores, y desde hace unos dos años y medio, Gustavo Tognarelli se hizo cargo de la coordinación de las divisiones formativas de la entidad solense.

Hablamos con el argentino, que nos cuenta cómo hacen para seleccionar a los chicos. “Trabajamos mucho con las escuelas de fútbol de Quinta Avenida y Villa Elisa. Ellos tienen una muy buena escuela de fútbol y la mayoría de los jugadores vienen de ahí”, comentó.

Por falta de presupuesto no salen al interior a buscar talentos, pero los padres llevan a sus hijos para que se prueben en Sol de América, porque saben de la forma en que trabajan, aseguró.

PUBLICIDAD

“Normalmente traemos de allí y después hacemos las pruebas con otros chicos. No tenemos mucha gente como para ir al interior y hacer una buena selección de valores, porque, además, no hay mucho presupuesto para hacer eso. Hay gente del interior que traen los chicos directamente a Sol porque es un club ordenado que también le da mucha importancia a sus divisiones formativas; además, tenemos buenas instalaciones, las canchas están en buen estado, hay más pelotas y estamos bien”, señaló.

Tognarelli comenta que es fundamental tener un buen campo de juego para poder practicar. Nos cuenta asimismo que esa es su principal preocupación desde hace diez años, cuando llegó a nuestro país para trabajar en Libertad.

“Es fundamental una buena pista de juego. Cuando llegué a Paraguay, hace diez años atrás, para trabajar en Libertad, lo único que exigí fue tratar de tener una buena cancha, porque si no es imposible sacar buenos jugadores. No se puede jugar en malas canchas”, enfatiza.

“Cuando se juega fuera del país, las canchas son como las de una mesa de billar, y no podés formar chicos en canchas en mal estado, porque tenés que jugar bastante con el juego aéreo en las malas pistas, y el buen jugador no tiene lugar en esas canchas”, añadió.

Por último, Tognarelli nos cuenta cómo es la relación con el director técnico de la primera división del club. “Tenemos una relación muy directa con la gente que está en la primera división, estamos juntos en la semana, y es importante que el técnico de primera vea a las ultimas divisiones de las formativas para sacar a algún jugador que puedan subir o no a la primera división”, concluyó.

El trabajo en las inferiores (I)

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD