La pesadilla de Fernando

Hace dos meses, Fernando recibió la noticia de que le otorgaron una beca deportiva en la Fort Hays University, en Kansas, EE.UU., por lo que decidió abandonar su sueño de debutar en la primera división de fútbol. Ahora está preso y lo acusan de violación.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/UXHVH2KYBFEJDATII7JK3SV5IA.jpg

Fernando Insaurralde Cantero (20), un destacado futbolista del equipo de Reserva del club Libertad, fue becado por su excelente desempeño y disciplina a la Fort Hays State University en Estados Unidos, sin embargo, todo se vino abajo cuando el pasado 29 de setiembre lo detuvieron acusado por supuestamente estar involucrado en un caso de abuso sexual ocurrido en el campus de dicha universidad ubicada en el estado de Kansas. Su fianza fue fijada en US$ 250.000 por las autoridades locales.

Tras el episodio y sin siquiera comprobarse aún si las acusaciones son certeras, las autoridades de dicha casa de estudios lo expulsaron y actualmente se encuentra detenido en el condado de Ellis, aguardando las investigaciones en torno al caso que se habría dado entre la noche del 19 y la madrugada del 20 de setiembre pasado.

Tampoco su familia sabe a ciencia cierta cuál es la situación actual de Fernando, ya que perdieron todo contacto con él y lo único que conocen es lo que les informa el Ministerio de Relaciones Exteriores, a través de las diligencias que hace el Consulado de nuestro país en Washington, a través de su titular, Reinaldo Cubilla, según informó en diálogo con nuestro diario, Gladys Cantero Vda. de Insaurralde, madre del joven.

"Están trabajando; creo en el trabajo de ellos, respeto la forma que están trabajando, pienso que lo hacen con mucha seriedad", dijo la acongojada madre, quien aseguró que no deja de orar para que su hijo recupere su libertad, puesto que no le queda ninguna duda de su inocencia.

Dijo que fueron los propios encargados de Cancillería, en este caso el director General de Asuntos Consulares, Juan Ignacio Livieres, que se comunicaron con ella para comunicarle que están trabajando en el caso de su hijo.

En un escueto diálogo con este medio, Livieres dijo que es imposible dar información sobre el caso, a no ser que sean los familiares los que lo soliciten. No obstante, aseguró que el encargado se encuentra realizando todos los trabajos correspondientes. "No se da ninguna información, hasta que el compatriota no es juzgado, pues se presume su inocencia, entonces está prohibido dar información sobre el procedimiento en curso", acotó.

Sus familiares cercanos no ocultan su desesperación ante la situación que vive el joven compatriota: son su tío Víctor Hugo Insaurralde y su abuela paterna, María Catalina Cabrera.

El tío relata que sería capaz de poner "mil veces las manos en el fuego por su sobrino", ya que se trata de un joven con la reputación intachable y que fue justamente su forma de ser y disciplina la que motivó que le otorgaran la beca deportiva que lo llevó a los Estados Unidos.

Entretanto, su abuela, relató que luego de sus prácticas en el club Libertad, antes de volver a su casa todas las tardes, el joven acostumbraba visitarla para tomar tereré. "Fernandito no es un adolescente como cualquier otro, es un señor, muy maduro para su edad, por eso es que estamos seguros de que es inocente de lo que le acusan", manifestó la mujer.