El refugio teatral de Ximena Ayala y Gerardo Báez

“Emilio necesita tomar una decisión importante. Con la ayuda de Kiki viajan en el tiempo recorriendo diferentes recuerdos de su vida que lo marcaron durante años”. De esta premisa parte la obra “(nuestro) refugio”, escrita y dirigida por Gerardo Báez y Ximena Ayala, que se estrena hoy por Passline.

Ximena Ayala y Gerardo Báez llevaron a escena la obra “(nuestro refugio)”, que se podrá ver desde hoy a través de la plataforma virtual Passline.
Ximena Ayala y Gerardo Báez llevaron a escena la obra “(nuestro refugio)”, que se podrá ver desde hoy a través de la plataforma virtual Passline.GENTILEZA

La obra, filmada en el Teatro de las Américas del CCPA, es “un recorrido por la vida misma”, por “recuerdos grabados en la memoria representados mediante la inocencia, el juego y la teatralidad”. Es “una historia biográfica, íntima y profunda, que nos permite analizar a nuestro entorno ya sea pasado, presente o futuro, ser conscientes sobre lo importantes que son nuestras acciones y gestos, pudiendo marcar así la vida de las personas que nos rodean”, detalla el comunicado.

La puesta dura unos treinta minutos en los que “Emilio y Kiki se distienden en complicidad y común unión, representando un juego de niños con potencia adulta que por momentos se vuelve lúgubre pero realista”, añade el texto.

Esta obra fue escrita en 2017 con los mismos personajes y universo. Con el tiempo y a raíz de nuevas propuestas a comienzo de la fase 3, Gerardo Báez reescribe la historia junto con Ximena Ayala llegando a su ejecución y materialización.

En conversación con ABC Color, Báez explicó que primero que nada fue “la necesidad de volver a las tablas” lo que les llevó a reescribir esta historia. “Vimos potencial en la nueva línea narrativa que planteamos con Ximena al comienzo, bajo el análisis de los personajes, el universo, lo que se iba a contar y cómo cargarlo de teatralidad para que se preste a ese juego y desenvoltura escénica. Estábamos cada vez más contentos con cómo armábamos la historia y su estructura que la emoción en el proceso venía por añadidura”, dijo.

El hecho de subir a escena para grabar la obra, en este contexto de pandemia, es algo que los hizo sentir con una energía que “cambió completamente, para bien”, advirtió Báez. “El teatro se apoderó de nosotros y nos sentimos como en casa. Pareció como si nunca lo hubiésemos dejado. Entre la presión de grabar, tener todas las tomas, era una mezcla de adrenalina y algarabía porque volvíamos al lugar más importante para nosotros”.

Gerardo invitó a la gente a ver esta obra afirmando que “el teatro es una herramienta de reflexión” y “la puesta evidencia ciertas acciones normalizadas en nuestro entorno y que sin darnos cuenta podrían estar marcando la vida de los demás. Creemos importante hacer memoria y ser conscientes sobre lo que fue, es y será”.

Los pases virtuales cuestan G. 25.000 y se venden por passline.com; como también se pueden reservar al 0961 500310 o en @nuestro.refugio.py en Instagram.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD