Glenn Close, Olivia Colman y Lady Gaga, una lucha encarnizada por el Óscar

LOS ÁNGELES. El Óscar a la mejor actriz en la 91 edición de los premios de la Academia presenta una de las rivalidades más fuertes que se recuerdan, con Glenn Close partiendo como favorita.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/6GRCQOYAYFEQZNXGDTFQH7L3SQ.jpg

Sin embargo, no sería nada extraño ver a Olivia Colman o incluso Lady Gaga subir al escenario a recoger la estatuilla dorada.

Su impresionante trabajo en La Esposa le ha deparado su séptima nominación al Óscar y la cuarta en esta categoría. Previamente fue candidata por Atracción fatal (1987), Relaciones peligrosas (1988) y Albert Nobbs (2011), y aspiró también al premio como mejor actriz de reparto por The World According to Garp (1982), The Big Chill (1983) y The Natural (1984).

PUBLICIDAD

Los expertos consideran que Close, a quien todos en Hollywood admiten que se le debe reconocer a tiempo por su brillante carrera, es quien más opciones tiene en esta categoría debido a sus triunfos en los Globos de Oro, los Critic's Choice -empatada con Gaga- y los premios del Sindicato de Actores.

Su único punto débil: es la única candidatura que obtuvo La Esposa.

En la obra, Joan y Joe Castleman (Close y Jonathan Pryce) aparentan ser el matrimonio perfecto, pero una llamada informando a la pareja de que el hombre ha ganado el premio Nobel de Literatura es el detonante de una crisis por algo que viene afectando a la mujer desde hace tiempo.

PUBLICIDAD

Es la primera nominación para la actriz británica de 45 años, que hasta ahora había adquirido popularidad gracias a sus papeles en The Lobster (2015) -también de Yorgos Lanthimos- y las series The Night Manager (2016) y la tercera temporada de The Crown, donde interpreta a la reina Isabel II en su madurez. La candidatura le llega por interpretar a otra monarca, la reina Ana, la última soberana británica de la casa de los Estuardo.

La Favorita gira en torno a la relación de la excéntrica y perturbada monarca con dos de sus sirvientas, a quienes dan vida Emma Stone y Rachel Weisz, también nominadas en la categoría de mejor actriz de reparto.

Colman ha recibido el Globo de Oro por su interpretación, aunque en la categoría de mejor comedia o musical, que tradicionalmente está menos valorada que la categoría dramática.

También ha añadido el Bafta británico en las últimas fechas y, aunque parte un peldaño por debajo de Close, tiene a su favor las diez nominaciones de su película.

Esta es su primera nominación en la categoría de mejor actriz y la tercera que obtiene en su carrera tras la cosechada este año en el campo de mejor canción original (Shallow) y la obtenida por The Hunting Ground (2015) con el tema Til It Happens to You.

Además, se trata de su primer trabajo como protagonista, ya que previamente había intervenido con pequeños papeles en cintas como Machete Kills (2013) o Sin City: A Dame to Kill For (2014), y series como American Horror Story, con la que ganó un Globo de Oro.

Una docena de años, cinco álbumes y nueve Grammys después, ha conseguido recuperar su sueño de niña -convertirse en actriz- gracias a Nace una estrella, un papel que antes interpretaron Janet Gaynor (1937), Judy Garland (1954) y Barbra Streisand (1976) y para el que se barajó el nombre de Beyoncé, cuando el proyecto estaba en manos de Clint Eastwood.

Es la primera nominación al Óscar para Aparicio y la segunda que obtiene una actriz mexicana en la historia, tras la lograda por Salma Hayek en Frida (2002).

Así de grande es la gesta obtenida por esta mujer nacida en Tlaxiaco (Oaxaca) en 1993, que se hizo con el papel de la criada Cleo en Roma sin tener experiencia previa en la actuación.

Aparicio llegó al proyecto de casualidad. Acompañó a su hermana a un casting y esta se echó atrás en el último momento por su avanzado estado de gestación, no sin antes convencer a Aparicio para que la sustituyera y le contase cómo era aquel proceso.

Su aparición, entre centenares de mujeres que acudieron a castings por todo el país, conquistó a Cuarón, que le ofreció directamente el papel. Su naturalidad y la pureza de su mirada son joyas que imprimen verdad al tesoro cinematográfico de Roma.

Es su segunda nominación y la primera en esta categoría. La anterior llegó gracias a su papel secundario en la comedia Damas en guerra (2011).

En esta ocasión, con el film Can You Ever Forgive Me?, de Marielle Heller, encarna a una biógrafa de celebridades que cambia su vida por completo cuando comprueba que las tendencias actuales están muy lejos de sus propios gustos.

McCarthy sigue así el mismo camino que otras estrellas del humor como Bill Murray o Steve Carell que, tras alcanzar enormes cotas de popularidad gracias a sus trabajos humorísticos, optaron por tomar una senda diferente y tomar riesgos con proyectos de tono más dramático, logrando el reconocimiento de la Academia.

La actividad de la actriz no para y este mismo año tiene previsto el estreno de otro drama, The Kitchen, dirigido por Andrea Berloff, y la comedia de acción Superintelligence, en la que vuelve a trabajar junto a su esposo, el cineasta Ben Falcone.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD