La cromática trayectoria de Rolando Rasmussen

Una muestra de paciencia, color y talento desarrollados a lo largo de 40 años se expone actualmente en la Casa Bicenteneario del Teatro Edda de los Ríos. La expo ya se encuentra habilitada y abierta al público bajo estrictas medidas sanitarias.

Exposición retrospectiva de Rolando Rasmussen en la Casa Bicentenario del Teatro Edda de los Ríos.
Exposición retrospectiva de Rolando Rasmussen en la Casa Bicentenario del Teatro Edda de los Ríos.ABC COLOR

En tiempos en que todo se percibe a través de un cristal de gris a negro, el destacado artista Rolando Rasmussen recibe a su público con una importante aclaración: “todo esto es sensual y colorido, y quiero que motive algo positivo durante la visita y al salir de aquí”. Esta sensualidad del material -la seda- y el suave movimiento entre color y color no dejan indiferente al espectador quien, por un instante, se olvida de la pandemia y se sumerge en un universo cromático que recorre cuatro décadas de arduo trabajo artístico.

La muestra abarca un recorrido de 40 años de intensa labor artística desde distintas aristas del arte.

Rasmussen nació en Asunción en 1942 y pasó sus primeros años de vida entre las verdosas Atyrá y San Bernardino hasta que en 1954 comenzaría en Alemania un largo y continuo camino en las artes. Tiene estudios de antroposofía espiritual artística, sastrería, diseño teatral y hasta danza. Siendo bailarín se movió entre Alemania y Buenos Aires y es esta sutileza de movimientos la que pronto se vería reflejada en el arte de diseñar en seda. Desde 1980 se desempeña como artista textil y es esto lo que hoy recopila y expone al público local.

Su larga carrera incluye el puesto como administrador de vestuarios y vestuarista de la Ópera de Berlín, una vez de vuelta en Paraguay fue también director del Ballet Nacional y luego jefe de arte, tiene una distinción como Maestro del Arte de parte del Congreso Nacional y desde 2016 es Director de la Casa Bicentenario del Teatro Edda de los Ríos (25 De Mayo 993 casi EEUU, Asunción), recinto en el que tiene lugar la actual muestra.

El violeta tiene un importante peso en la paleta de colores de Rasmussen.

Sus diseños se utilizaron para artes escénicas en general (ballet, performance, teatro, ópera, entre otros) y exponen de manera contundente un dominio del color que tiene fuerza por sí mismo -todas sus creaciones son abstractas, nunca se decantó por lo figurativo, ni en prendas, ni en accesorios o tocados-. Además del color, el tratamiento del textil es fascinante; cada pliegue, cada torsión, arruga, juego de luces y sombras a través de lo opaco y lo transparente recuerda al visitante sobre el speach inicial: la sensualidad de su obra.

El artista impartió varios talleres a lo largo de su vida, mediante los cuales dio a conocer sus técnicas a muchas personas, pero debido a sus muchos compromisos en los últimos años lo fue dejando de lado. Explica que trabajó siempre con pinturas especiales para seda -estas tintas sirven solamente para fibras de origen animal, como la lana o la seda, no para fibras vegetales ni sintéticas-, en bastidores grandes, luego enrolla el género y lo hierve por 4 horas en un cilindro especial.

La sensualidad de la seda y la armonía del color destacan en la obra de Rasmussen .

La elegancia y simplicidad de una técnica precisa y sin redundancias es sin duda un sello de su trabajo. El Artwear -arte para vestir- de Rasmussen fue publicado en prestigiosas revistas del mundo, participó de muestras en galerías de arte textil y le valió numerosos premios.

En estos “paisajes esfumados” que se pueden visitar en el recorrido propuesto se aprecia un gusto por una paleta entre el turquesa, el azul y violetas, o del amarillo al violeta, o bien de todo el espectro del arcoiris. El artista considera que está siempre “fascinado por los colores”. También expone algunos tocados; resaltan uno realizado para la obra “Dido y Eneas” y otro perteneciente a una obra de teatro dadá de Kurt Schwitters. Además, se pueden apreciar fotografías, recortes de revistas e invitaciones a obras en las que el artista participó con su gran talento.

Tocado realizado para la obra "Dido y Eneas", creación de Rolando Rasmussen.

La idea es que esta muestra se encuentre disponible por lo menos por uno o dos meses más o “hasta que se encuentre una vacuna contra la COVID19”, expresa el artista, quien admite que le encantaría poder dar un cierre al evento mediante una performance.

La “Exposición retrospectiva del Maestro del Arte Rolando Rasmussen, 40 años de labor”se halla habilitada para visitas de 10 a 15 h de lunes a viernes con agendamiento previo al 0986-674510.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD