Diez canciones de amor (y desamor) del rock paraguayo

En una fecha en la que nadie se olvida de nombrarlo, un recuento de diez canciones de artistas locales que le cantan al amor (o todo lo contrario).

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/5WU2KHIEXBHJBIY7NCILHMC2JY.jpg

Algunos más rockeros, otros más volcados al pop, pero todos inspirados por el mismo sentimiento. Diez canciones para dedicarle a esa persona especial, o a quien lo fue... mientras duró.

Una vaga historia de amor, desenvuelta entre fotos no reveladas, una vieja estación del interior y una invitación abierta. "Vamos de viaje donde no sale el sol", invita Javier Zacher, antes del solo de Willy Chávez.

Mientras pedía volver el tiempo atrás para reparar errores, Rolando Chaparro presentaba con Síntesis una potente balada rockera. "Hoy sé que te amo, pero me cuesta expresar", asegura el vocalista, entre solos y arreglos vocales que hicieron del tema un himno.

De mañana, a media tarde o por la noche, el encuentro amoroso se sumerge en una fresca canción dedicada a un amor necesario."Cuando estoy contigo me llevas a las estrellas... con el sol de testigo", escribe Patrick Altamirano, en una poética metáfora dulce y natural.

Al filo de una cumbia romántica que coquetea con aires de bossa, "Chirola" le canta a una chica que, al parecer, se marchó. "Ya toqué fondo, y ahora volví. Cuando puedas llamarás", dice el vocalista, todavía esperanzado, en una letra coescrita con Mike Cardozo, bajo la batuta de dos Auténticos Decadentes.

Registrada para el álbum Impulsivamente, un Enrique Zayas enamorado planea un estratégico rapto. "Que no se den cuenta, que nadie me vea / que te voy llevando junto a las estrellas", reza la canción, al ritmo de un rock latino inquieto y desenfrenado.

Un urgente pero difuso amor carcome la piel de Rolando Chaparro, en su álbum solista Savia. "Amo tu sol, pero está lejos de darme la luz / Amo tu piel, pero está lejos de ser mi verdad", asegura el cantautor rockero, en pleno desahogo de un amor imposible.

Historias que se guardan y un amor que solo espera. La voz de Walter Cabrera, esta vez, le deja en claro a su chica que la sigue esperando. "Hay tanto aquí guardado, hoy seguiré esperando", repite la canción, estrenada en el recordado festival del Pilsen Rock.

La recordada agrupación local que compartió escenario con Soda Stereo y Roupa Nova en el Rock San Ber (1988) retrata una postal nocturna y confundida, entre retazos de una historia de amor confusa.

También del puño y letra de Rolando Chaparro, su banda Krhizya presentaba una poderosa balada rockera, en la que el músico desentrañaba una historia de amor en la que las cosas no quedaron muy bien. "Vivir en la realidad es tan duro como desangrar", canta, en ese tema que formó parte del álbum Pasaje al más acá.

Como el peor boxeador o como el Mariscal López durante la Guerra del '70, así se siente Jaime Zacher en una balada en 'spanglish' que sintetiza su confusión de amor. "Y busco y no encuentro, salgo y me pierdo / I am so tired...", repite en su poesía de paraguayo desalmado.