Roa Bastos murió a causa de un paro cardíaco

Don Augusto Roa Bastos falleció a causa de un paro cardíaco, dijo en la tarde de este martes el Dr. Alejandro Maciel en rueda de prensa. Fue en presencia de los galenos Celso Fretes, Rómulo Caffarena y Julio Apodaca, médicos que atendieron al ahora extinto escritor.

El laureado novelista paraguayo falleció este martes en el sanatorio Santa Clara, donde fue intervenido quirúrgicamente tras sufrir una caída en su apartamento que le causó una rotura en la cabeza.

La frecuencia cardiaca disminuyó inesperadamente hasta que colapsó, dijo uno de los médicos que atendió a Roa Bastos. El paciente no respondió a las prácticas de reaninación, comentó el galeno que anunció el fallecimiento en una rueda de prensa.

En horas de la noche de este martes, la ministra de Educación y Culto dijo que los restos del extinto escritor serán velados a partir de mañana en la sede del ex Cabildo, ahora convertido en museo.

La secretaria de Estado sostuvo que el velatorio será abierto a toda la ciudadanía y que antes del sepelio, a ser fijada por los familiares del extinto escritor, el féretro será llevado hasta la sede del Palacio de Gobierno, para ser objeto de las correspondientes honras fúnebres.

Por su parte, familiares de Roa Bastos aseguraron que según un testamento del autor de “Yo el Supremo”, el mismo expresó su deseo de no ser objeto de ningún funeral oficial por parte políticos.

Augusto Roa Bastos nació en el año 1917 en Iturbe, una localidad del Departamento del Guairá, a unos 200 kilómetros al sureste de Asunción, donde pasó su infancia. Este pueblo le sirvió de escenario para sus primeros relatos, según allegados al novelista.

Cuanto contaba con apenas 15 años de edad, Roa Bastos se lanzó con un grupo de compañeros de colegio a la guerra del Chaco, contra Bolivia, donde se desempeñó como asistente de enfermería.

Más tarde trabajó en múltiples oficios y comenzó a publicar sus primeros trabajos literarios. En el año 1945 fue invitado por el British Council para viajar a Gran Bretaña y Francia.

En el año 1947 regresó al Paraguay para disfrutar de la primavera democrática que fue interrumpida por la dictadura militar que lo obligó huir a Buenos Aires, donde inició un largo exilio.

En Argentina sobrevivió con todo tipo de oficios, desde la profesión de cartero hasta guionista de cine, autor de teatros, periodista y profesor en colegios y universidades.

En 1953 publicó ‘El trueno entre las hojas‘, su primer libro de relatos y después, en el año 1960, publicó ‘Hijo de hombre‘.

Más tarde trabaja en lo que sería su obra cumbre que lo consagraría como escritor: Saca a luz ‘Yo el Supremo‘, en el que describe la vida de José Gaspar Rodríguez de Francia, el dictador de Paraguay durante 26 años.

En 1976 viaja a París, Francia, ante una invitación que le formula la Universidad de Toulouse. Reside en la capital francesa, donde se dedica de lleno a la literatura.

Roa Bastos recibió prestigiosos galardones entre los que se encuentran la del Concurso Internacional de Novelas Editorial Losada, en el año 1959. Recibe el Premio de las Letras Memorial de América Latina, de Brasil, en el año 1988.

En 1989 le entregan el Premio Cervantes en España, tras haber publicado una veintena de obras que van desde la novelas y cuentos diversos.

Es considerado uno de los grandes escritores latinoamericanos. (Redacción ABC Digital)
Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.