Artritis reumatoidea, una enfermedad que requiere más “luz”

Hoy es el Día nacional de la concienciación acerca de la artritis y enfermedades reumáticas, cuyo dolor constante sume al paciente a una tortura con rigidez de las articulaciones. La asociación que los nuclea quiere que la enfermedad sea reconocida para que muchos niños y adultos obtengan un diagnóstico y tratamiento oportuno.

La artritis reumatoidea es una enfermedad discapacitante y progresiva.
La artritis reumatoidea es una enfermedad discapacitante y progresiva.Gentileza

Maida Escurra, presidenta de la Asociación paraguaya de personas con artritis reumatoidea y afines, lucha desde hace años porque se conozca la enfermedad. No existe un registro nacional, déficit que tratarán de vencer con una ley: la 6.711/21, que ahora se debe reglamentar para que muchos pacientes, niños y adultos, tengan el correcto diagnóstico.

Los datos que tienen son los que aporta la Sociedad de reumatología, que habla de 80.000 adultos, y 20.000 niños afectados, a nivel nacional. A eso se suma que los reumatólogos son pocos en Paraguay, 40 para adultos y cuatro especialistas en niños, concentrados la mayoría en Asunción, según Escurra.

“Hoy es el día mundial y nacional de concienciación sobre artritis reumatoidea y enfermedades reumáticas. Es un día en que el ministerio debe hacer una campaña y convocar a los pacientes, a través de un programa nacional de atención, tratamiento y asistencia”, remarcó.

Enfermedad discapacitante

La artritis reumatoidea es una enfermedad discapacitante y progresiva; los síntomas son dolores permanentes en nódulos de manos y pies, rigidez matutina y a la noche, así como fiebre. El sufrimiento es tan grande que ni siquiera se puede dormir. Lleva a depresión y muchas veces suicidio, declaró la presidenta de la asociación.

La deformación y discapacidad en esta enfermedad no tienen cura, y se diagnostica de manera tardía o permanece bajo rótulos que intentan dar explicaciones totalmente falsas. Muchos padres no conocen, y los niños evolucionan a estadíos más críticos, condenados a una silla de ruedas en la adolescencia, lamentó.

“El análisis para detectar la enfermedad se realiza con reactivos costosos. Y el tratamiento requiere medicamentos que deben ser costeados por el ministerio”, opinó.

Evoluciona a otras enfermedades

“La artritis evoluciona a enfermedades cardio respiratorias, recordemos que es sistémica, autoinmune, y daña el corazón y riñón”. Y es muy triste que cuando un niño llega con este problema es enviado a su casa con el rótulo de “está creciendo nomás”, finalizó.

Contacto

Facebook: Asociación paraguaya de personas con artritis reumatoidea y afines

Twitter: @artritispy

Instagram: @guerrerosdelaartritisyafines

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05