Bolsonaro insinúa que investigado por muerte de concejala pudo ser asesinado

BRASILIA. El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, insinuó este martes que un parapolicial abatido por las autoridades e investigado por el asesinato de la concejala Marielle Franco pudo haber sido asesinado para impedir que colaborara con la Justicia.

Jair Bolsonaro
Jair BolsonaroMONEY SHARMA

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, insinuó este martes que un parapolicial abatido por las autoridades e investigado por el asesinato de la concejala Marielle Franco pudo haber sido asesinado para impedir que colaborara con la Justicia. “Por lo que todo indica, fue un tiro a quemarropa. Entonces, fue una quema de archivos”, declaró a periodistas el Mandatario, quien el pasado sábado subrayó que el parapolicial fue abatido por agentes de Bahía, un estado gobernado por el Partido de los Trabajadores (PT), el mayor antagonista político del líder de la ultraderecha.

Bolsonaro dijo que ha decidido pedir una “pericia independiente” sobre la muerte de Adriano Magalhaes da Nóbrega, un jefe de las llamadas “milicias” de Río de Janeiro que estaba investigado por el asesinato de la concejala socialista Franco, ocurrido en marzo de 2018 y aún no totalmente esclarecido. “Ya tomé providencias legales para que sea hecha una pericia independiente, porque sin eso no habrá cómo buscar, incluso, quién sabe, a quien mató a Marielle”, indicó Bolsonaro, quien ya había subrayado el pasado sábado que el parapolicial murió a manos de “la Policía Militar del estado de Bahía, del PT”.

Malestar entre los gobernadores

PUBLICIDAD

Esas insinuaciones llevaron a 20 de los 27 gobernadores del país a firmar una carta de apoyo a las autoridades de Bahía. En el texto, se exigió a Bolsonaro que no apueste en una política de “ confronto con gobernadores” ni “se anticipe a investigaciones policiales para atribuir graves hechos a la conducta de las policías y sus gobernadores”.

Bolsonaro comentó la carta y dijo que hubiera preferido que los gobernadores “también fueran a querer una investigación exenta” sobre la muerte del parapolicial. El pasado fin de semana el gobernante admitió que, en 2005, pidió a su hijo Flavio Bolsonaro, en la época diputado regional de Río de Janeiro y hoy senador, que condecorara a Da Nóbrega, quien en su opinión era “un héroe” en ese entonces.

Conocido como “Capitán Adriano”, Da Nóbrega fue de la Policía Militar de Río de Janeiro hasta 2014 y luego, según las autoridades, se convirtió en pistolero a sueldo y jefe de las milicias, bandas paramilitares que controlan decenas de favelas cariocas y chantajean a sus habitantes a cambio de una supuesta seguridad. En 2005, recibió la Medalla de Tiradentes, una alta condecoración otorgada por la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro, a pedido de Flávio Bolsonaro, hoy senador e hijo del mandatario.

PUBLICIDAD

“Para que no haya dudas. Yo lo determiné”, declaró el gobernante a periodistas el sábado, quien subrayó que en esa época Da Nóbrega era “un héroe de la Policía”, aunque aclaró que desconoce si luego se implicó en delitos.

La oficina del crimen de las “milicias”

Da Nóbrega, fugitivo desde el año pasado, era acusado de comandar una banda parapolicial conocida como Oficina del Crimen, formada por sicarios y presuntamente implicada en la muerte de Marielle Franco. Por ese crimen hay hasta ahora dos detenidos, sospechosos de disparar contra Franco, pero aún se desconocen los motivos y se ignora quién fue el autor intelectual de un asesinato que, según las autoridades, fue encomendado. Ambos detenidos son expolicías y uno de ellos, Ronnie Lessa, era vecino de la familia Bolsonaro en un barrio cerrado de Río de Janeiro.

La Fiscalía también sostiene que era amigo de Fabrício Queiroz, exasesor del hoy senador Flávio Bolsonaro, en su etapa como diputado regional de Río de Janeiro. El hijo mayor del mandatario es investigado junto con Queiroz por desvío de dinero público y blanqueo de capitales mediante la contratación de funcionarios “fantasma” para su gabinete en la Asamblea Legislativa de Río de Janeiro. En esa investigación aparece citado Da Nóbrega, pues, según la Fiscalía, la madre del excapitán, Raimunda Veras, y su exesposa Danielle Mendonça da Costa da Nóbrega, estuvieron en la nómina del gabinete de Flávio, aunque sin haber trabajado nunca.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD