Mercosur, 30 años de luces y sombras

Un acuerdo de libre comercio con la Unión Europea que no termina de concretarse y un arancel externo común imperfecto, alcanzado a duras penas, marcan 30 años de historia del Mercosur, entre logros y desafíos inconclusos.

MERCOSUR CUMPLE 30 AÑOS
MERCOSUR CUMPLE 30 AÑOS

BUENOS AIRES (AFP). El 26 de marzo de 1991 nació el Mercado Común del Sur (Mercosur), con Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay. “Se reafirma la voluntad política de dejar establecidas las bases para una unión cada vez más estrecha entre nuestros pueblos”, dice el Tratado de Asunción, su acta constitutiva.

En 1994, en Ouro Preto (Brasil), se acordó el arancel externo común. Actualmente es una zona de libre comercio con 295 millones de habitantes sobre más de 14 millones de km cuadrados de territorio.

Una era liberal

Cuando se constituyó el Mercosur, imperaban en la región gobiernos de corte liberal, aperturistas y partidarios de la libertad económica.

Entre 1991 y 1998 las exportaciones intrazona crecieron a una tasa promedio anual de 22%, según la Comisión Económica para América Latina (Cepal). Los stocks de inversión extranjera directa pasaron de 230.000 millones de dólares a 940.000 millones entre 2003 y 2014.

Pero hubo tropiezos de todo tenor. Argentina hizo tambalear la estructura en 2001 con su peor crisis política y económica. Varias devaluaciones en Argentina y Brasil también golpearon el proceso.

“Crisis externas e internas han enlentecido la cristalización de etapas de integración previstas en el Tratado. Debemos hacer una fuerte autocrítica”, declaró el excanciller uruguayo Rodolfo Nin Novoa.

Relación con otros bloques

En 2002 el Mercosur firmó un pacto de complementación económica con México. No se avanzó. El compromiso crucial de México es con Estados Unidos y Canadá.

Otro hito fue en 2003, cuando se estableció el libre comercio con la Comunidad Andina de Naciones, formada por Bolivia, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela. Y Perú se convirtió en el tercer Estado asociado después de Chile y Bolivia en la década de 1990.

Socialismo populista

En la primera década del siglo XXI surgieron gobiernos populistas socialistas en la región.

En la Cumbre de las Américas de 2005, en el balneario argentino de Mar del Plata, el Mercosur lideró el rechazo al Área de Libre Comercio de las Américas (ALCA).

En 2006 Venezuela firmó el Protocolo de Adhesión. En 2012, en una maniobra de los aliados del chavismo, Venezuela fue incorporado, mientras se suspendía al Paraguay violando las normas del bloque.

En 2009, en esa temática poplista, se fundó el Banco del Sur, con el propósito de eliminar al dólar como referencia y usar monedas nacionales en operaciones intrabloque. No prosperó.

En 2010, se acordó el código aduanero. “Aún en las divergencias nos pusimos de acuerdo”, dijo el entonces presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva. Se dispuso también el libre tránsito de personas.

El arancel externo común, según los especialistas, está “perforado” por múltiples excepciones.

En 2019, al cabo de 20 años de negociaciones, se firmó el tratado de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea.

Pero para entrar en vigor el convenio debe ser ratificado por los parlamentos de cada uno de los países, y sectores agropecuarios de ciertos países europeos se muestran cada día más reticentes.