Exfiscal hondureño dice que extradición de Hernández a EEUU es una vergüenza

Tegucigalpa, 17 mar (EFE).- El exfiscal hondureño Ángel Edmundo Orellana dijo este jueves que tener a un expresidente (Juan Orlando Hernández) listo para que lo condenen en EE.UU., que lo reclama en extradición por narcotráfico, "es una cosa de vergüenza".

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

"Hay gente que está alegre con lo que está aconteciendo, pero el hecho de que tengamos un expresidente listo para que lo condenen en Estados Unidos, es una cosa de vergüenza, eso no debería alegrar a nadie", dijo Orellana a Efe en Tegucigalpa.

Agregó que el caso indica que "el sistema de Justicia de Honduras prácticamente se desplomó, dejó de existir". Además, que según la información que EE.UU. ha brindado a la prensa, las investigaciones del exgobernante por narcotráfico comenzaron en 2004, lo mismo que la de su hermano, Juan Antonio "Tony" Hernández, quien en marzo de 2021 fue condenado a cadena perpetua más 30 años por narcotráfico.

"Estamos hablando de 18 años de investigación que llamó la atención de las autoridades estadounidenses, las andanzas del exgobernante en materia de narcotráfico, porque no es que lo estaban investigando por corrupción, porque a ellos eso no les interesa, sino por narcotráfico", recalcó Orellana, primer fiscal de Honduras.

En su opinión, los partidos políticos de Honduras, el sistema judicial y la Policía de Investigación no se percataron de que el expresidente Hernández "andaba en esas actividades ilícitas".

CULPABLE LA OPOSICIÓN

Orellana señaló asimismo que en los ochos años que gobernó Hernández "creció su capital, un patrimonio exagerado, se apoderó de un partido (el Nacional), del Estado e hizo participar a una gran red de corrupción para manejar el Estado".

Hernández, según Orellana, también impuso a una Corte Suprema de Justicia y un fiscal desde el Parlamento hondureño, con el apoyo de ese poder del Estado.

Igualmente, tuvo "el apoyo de las instituciones del Estado, incluso de la Policía y las Fuerzas Armadas, porque nadie se enteró de que él andaba en eso y, al contrario, creó un sistema para blindarse".

El exfiscal dijo que el "verdadero responsable final de toda la devastación que ha sufrido el país como resultado de la gestión de Hernández y sus cómplices, no es él, somos nosotros, los hondureños, que lo permitimos, particularmente nosotros, la oposición, que no fuimos lo suficientemente decididos, ni contundentes para evitar que ese señor llegara a alcanzar los niveles que alcanzó".

Indicó además que el Gobierno que asumió el 27 de enero pasado, al frente de Xiomara Castro, tiene que actuar con mucha decisión y comenzar a depurar toda la "estructura dictatorial de protección y blindaje a los corruptos, narcotraficantes y lavadores de activos".

Además, se debe comenzar a depurar las cabezas del poder judicial, el Ministerio Público y todas las instituciones que, en su opinión, "entraron en complicidad con Juan Orlando Hernández".

HERNÁNDEZ REITERA RECHAZO A ACUSACIONES

El miércoles, un juez natural autorizó la extradición de Hernández a EE.UU., en respuesta a la petición que en ese sentido hizo ese país a través de la Secretaría de Relaciones Exteriores.

El exgobernante ha vuelto a rechazar hoy las acusaciones que le hacen desde Estados Unidos, lo que atribuye a una "venganza" de narcotraficantes que fueron extraditados cuando él fue presidente y que ahora buscan rebajas de penas ante la Justicia estadounidense.

"Es importante que ustedes sepan que sigo convencido desde el principio, que esto es producto de una venganza de quienes tenían al país de rodillas, tenían a Honduras sitiado, donde nuestros hijos y los hijos de ustedes, muchos de ellos ahora adultos, no salían después de las 6:00 de la tarde, o en lugares o territorios donde nadie podía entrar, mandaban los delincuentes", enfatizó Hernández.

Añadió que en su Gobierno decidió asumir el "compromiso" de luchar contra la violencia y el narcotráfico "con toda la intención de traerle bienestar a Honduras".

"Y eso me enorgullece en términos de que ahora tenemos un país más seguro que en el 2011, 2012, inclusive que en el 2014, salvamos muchas vidas y eso ha valido la pena", enfatizó.

La esposa del expresidente, Ana García, calificó la autorización para que Hernández sea extraditado como una "injusticia", y dijo que los apoderados legales van a "explicar en su momento".

"Hoy le vuelvo a reiterar a toda Honduras y el mundo entero, mi esposo es inocente, es víctima de una conspiración y de una venganza, el día de hoy tuve la oportunidad de ver la documentación legal, una vez más reitero que se trata de una venganza de esos narcotraficantes que fueron extraditados de este país o que huyeron y ahora para negociar sus penas están culpando a Juan Orlando", expresó la también exprimera dama hondureña.

La defensa del exmandatario tiene tres días, que comenzaron a correr hoy, para apelar la decisión del juez que autorizó la extradición de Hernández.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.