Scholz subraya reorientación de política de seguridad ante próximas cumbres

Berlín, 22 jun (EFE).- El canciller alemán, Olaf Scholz, y la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, enfatizaron hoy en el Bundestag (parlamento federal) la "reorientación" de la política de seguridad alemana con motivo de la guerra de Ucrania.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/MOAP76XDJFEHLLTLQPIEIIZQZI.jpg

El canciller subrayó el nuevo rumbo, en el que Alemania "asume la responsabilidad de su propia protección y la de sus aliados", antes de partir para el Consejo Europeo de este jueves.

A este le seguirá la cumbre del club de naciones industrializadas del G7, que acogerá Alemania a partir de este domingo, y a continuación los jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN se darán cita en Madrid para adoptar un nuevo documento estratégico.

De estos encuentros no sólo debe salir el mensaje de que "UE, OTAN y G7 están más unidos que nunca," afirmó Scholz, sino también que las democracias del mundo "están unidas en la lucha contra el imperialismo de (el presidente ruso, Vladímir) Putin".

A nivel nacional, el cambio de rumbo emprendido tras el "punto de inflexión" de la invasión de Ucrania supone una nueva arquitectura de seguridad para Alemania, marcada por el presupuesto extraordinario de 1.000 millones de euros para la Bundeswehr (las fuerzas armadas).

En el marco de la OTAN, implica el refuerzo del flanco oriental de la alianza, con el envío de más soldados alemanes a Lituania y a Eslovaquia, señaló el canciller, que manifestó la expectativa de que Suecia y Finlandia pronto se conviertan en socios.

Además, en la próxima cumbre de Madrid, se consensuará la estrategia para hacer frente "a los retos del futuro", indicó Scholz, que excluyó la posibilidad de que en un periodo de tiempo previsible pueda haber cualquier tipo de cooperación con la "Rusia agresiva e imperialista de Putin".

No obstante, afirmó que sería un error rescindir el Acta Fundacional Rusia-OTAN, ya que esto beneficiaría tan solo a la "propaganda" del Kremlin y el documento refuerza precisamente los principios de rechazo a la violencia y respeto a las fronteras infringidos por Moscú.

En cuanto a las necesidades de Ucrania, el canciller alemán reiteró su apoyo a que Ucrania reciba mañana, jueves, en Bruselas el estatus de país candidato a la adhesión a la UE, una postura que según recordó cuenta con el apoyo de la Comisión Europea (CE).

Ucrania tendrá que emprender reformas, aseveró, en ámbitos como el sistema judicial y la lucha contra la corrupción, aunque también la UE debería cambiar para facilitar el proceso de ampliación, por ejemplo tomando en un futuro más decisiones por mayoría cualificada en vez de por consenso.

Kiev necesitará además miles de millones de euros en ayudas para la reconstrucción, algo que el canciller calificó de "nuevo plan Marshall".

Uno de los temas que se tratarán en la próxima cumbre del G7, además de la cuestión de la crisis alimentaria desencadenada por la guerra, será cómo coordinar a nivel internacional dicho plan y cómo decidir en conjunto qué inversiones sirven al progreso de Ucrania.

MÁS APOYO MILITAR A UCRANIA

El canciller destacó también la necesidad de suministrar más apoyo militar a Kiev, ya que las negociaciones de paz con Rusia "todavía están lejos" porque el Kremlin "cree aún que puede imponer una paz por dictado".

Antes de la intervención de Scholz, su compañera del Partido Socialdemócrata (SPD), la ministra de Defensa, Christine Lambrecht, resumió ante los diputados la situación actual de los envíos de armas.

Confirmó que Ucrania ha recibido siete obuses blindados tipo Panzerhaubitze 2000 de las Fuerzas Armadas (Bundeswehr) y otros cinco procedentes de Países Bajos y que Alemania pronto formará a soldados ucranianos para manejar sistemas lanzacohetes múltiples tipo Mars 2, de los que Berlín pretende entregar tres a Kiev.

Con estos suministros, la Bundeswehr va a llegar "a los límites" de su capacidad, por lo que el resto del apoyo militar proporcionado por el momento se producirá a través de empresas privadas, que preparan el envío de blindados antiaéreos tipo Gepard y de sistemas de defensa aérea Iris-T.

Además, Alemania participa en programas de "canje circular" para reemplazar el equipamiento de fabricación soviética que otros países entreguen a Ucrania y está actualmente en negociaciones con Polonia, Eslovaquia, República Checa y Grecia, explicó.

Defendió además la negativa del Gobierno a proporcionar tanques a Ucrania, ya que hasta ahora ninguno de los aliados ha suministrado tanques de fabricación no soviética y Alemania no "actuará en solitario".

Por su parte, Friedrich Merz, el jefe de los democristianos y de la Oposición parlamentaria, saludó los envíos de armas pesadas a Ucrania, aunque dijo que "podrían haberse producido antes" e instó a acelerarlos para evitar que Rusia cometa un "genocidio deliberado".

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.