“Claras semejanzas” entre accidentes de Boeing en Etiopía e Indonesia

NUEVA YORK. El análisis de las cajas negras del Boeing 737 MAX 8 que se estrelló la semana pasada al este de Adís Abeba evidencia “semejanzas claras” con el accidente en octubre de un aparato del mismo tipo de la aerolínea Lion Air.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/W72F7O6OMRH5NORY3SVR5BJKXI.jpg

 

Durante una ceremonia en la catedral de Adís Abeba, centenares de personas homenajearon el domingo a las 17 víctimas etíopes del accidente que dejó 157 muertos de 35 nacionalidades. “En la investigación sobre la grabadora de parámetros (FDR - Flight data recorder), se notaron semejanzas claras entre el vuelo 302 de Ethiopian Airlines y el vuelo 610 de Lion Air”, declaró la ministra de Transportes etíope Dagmawit Moges en conferencia de prensa, sin precisar esas similitudes. El avión de Lion Air cayó en octubre frente a las costas de Indonesia con 189 personas a bordo. No hubo sobrevivientes.

La ministra precisó que el informe preliminar del accidente de Ethiopian Airlines será publicado dentro de 30 días. Las cajas negras halladas en el lugar del accidente, el FDR, así como la grabadora de las conversaciones en el cockpit, fueron enviadas a Francia para extraer la información. El domingo, la oficina de investigación y análisis (BEA) francesa anunció en Twitter que “los datos contenidos (en las cajas negras) fueron extraídos con éxito” y “entregados al equipo de investigadores etíope”. 

PUBLICIDAD

Desde el accidente, varios expertos aludieron a “similitudes” entre los accidentes de marzo y de octubre. Como en el caso de la compañía indonesia Lion Air, la caída del Boeing de Ethiopian Airlines se produjo poco después del despegue.

Ambos aviones experimentaron ascensos y descensos erráticos y velocidades de vuelo fluctuantes antes de estrellarse. La investigación del accidente del Boeing de Lion Air señaló como causa el mal funcionamiento del sistema de estabilización en vuelo (MCAS, Manoeuvering Characteristics Augmentation System) , que evita la pérdida de sustentabilidad del avión. El MCAS fue introducido por Boeing en el modelo 737 MAX 8 debido a que sus motores -más pesados y eficientes en el uso de combustible- cambiaron las cualidades aerodinámicas del aparato y podían causar que la nariz del avión se levantara en ciertas condiciones durante el vuelo manual.

El sistema MCAS pone al avión en “picada” cuando el aparato entra en pérdida (falta de de sustentación) para que gane velocidad, sobre la base de una interpretación errónea en este caso. El director de Boeing, Dennis Muilenburg, anunció el domingo que la empresa está “finalizando” el desarrollo de un correctivo del sistema MCAS. “Boeing está finalizando el desarrollo de una actualización ya anunciada del programa y la revisión del manual de formación de pilotos, para responder a los errores de los captores del MCAS” , declaró Muilenburg en un comunicado.

PUBLICIDAD

La autoridad de regulación aérea estadounidense, la FAA, defendió el domingo su procedimiento de certificación del 737 MAX y del MCAS, cuestionados por una investigación del Seattle Times, el diario de la ciudad en la que Boeing desarrolla gran parte de sus actividades, que sostiene que el procedimiento de certificación fue hecho en 2015 a las apuradas.

La FAA habría delegado gran parte de la certificación del 737 MAX y del MCAS en ingenieros de Boeing. El Seattle Times sostiene igualmente que el informe de análisis de esta certificación, obtenida en momentos en que Boeing pretendía colmar su atraso sobre el A320 Neo de Airbus, estaba repleto de errores “significativos” .

Pero la FAA defendió el domingo la validez de la certificación del 737 MAX, que “siguió el procedimiento clásico” , según indicó a la AFP . Peter DeFazio, presidente del Comité de Infraestructura y Transporte de la Cámara de Representantes, planea iniciar una investigación sobre la certificación del 737 MAX, dijeron fuentes del Congreso. Michel Merluzeau, un analista de AirInsight, instó a un proceso cauteloso. “Puede ser necesario volver a examinar qué funciona y qué no funciona (en el proceso de certificación), pero no debe hacerse emocionalmente” , dijo. Otro analista, Richard Aboulafia, de Teal Group, dijo que la credibilidad de la FAA está en juego, “como lo está la de Boeing. Y el sistema global de reciprocidad de certificación de aeronaves también está en riesgo”, subrayó.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD