Critican primer año de gobierno de Porfirio Lobo

TEGUCIGALPA.

Varios sectores de Honduras criticaron el primer año de gobierno del presidente Porfirio Lobo porque consideran que en el país continúa la violación de los derechos humanos y se incrementó la delincuencia, la criminalidad, el desempleo y la crisis económica. Miembros del Frente Nacional de Resistencia Popular realizaron este jueves manifestaciones en las principales ciudades del país, y en Tegucigalpa la movilización se inició en la Universidad Pedagógica Nacional Francisco Morazán y culminó frente a las instalaciones de la Corte Suprema de Justicia, lo que causó el congestionamiento vehicular en el bulevar Fuerzas Armadas.   

Los manifestantes exigieron el retorno a Honduras del ex presidente Manuel Zelaya, derrocado por un golpe de Estado militar en junio de 2009 y exiliado en República Dominicana, y la convocatoria de una Asamblea Nacional constituyente.

También pidieron al gobierno que frene el aumento constante de los precios de los combustibles, servicios públicos y alimentos y cese las violaciones de los derechos humanos.  
 
El ex presidente Zelaya, coordinador general del Frente Nacional de Resistencia, envió una carta desde Santo Domingo para referirse al primer año de la administración de Lobo, que asumió el poder el 27 de enero de 2010.

El balance del gobierno de Lobo "muestra resultados desalentadores y negativos", dijo Zelaya, que consideró que la tendencia de las acciones "ha sido a empeorar la situación socioeconómica y política del país".

"El desempeño económico del país ha sido negativo, con todos los indicadores básicos mostrando declive, endeudamiento, aumento de la canasta básica, combustibles, energía eléctrica, y con la inseguridad jurídica y el crimen han convertido a Honduras entre los 3 países mas violentos del mundo", agregó.  

Subrayó asimismo que Honduras continúa fuera de la Organización de Estados Americanos (OEA) a raíz del golpe de Estado, y que las demandas planteadas por la comunidad latinoamericana "han sido alevosamente eludidas e ignoradas por el gobierno de Porfirio Lobo".

Por su parte, el Partido Liberal, principal fuerza de oposición política, emitió un comunicado en el que "vislumbra con enorme tristeza y profunda preocupación la excesiva concentración de poder del actual gobierno, en perjuicio del equilibrio que debe existir entre los poderes legislativo, ejecutivo y judicial".

"Los niveles de violencia y la diversidad de modalidades que incrementan la imparable criminalidad pareciera no figurar en los propósitos a conseguir por el actual gobierno, que no ha logrado reducir y mucho menos controlar, por lo que los hondureños vivimos en una era de crispación como auténticos prisioneros en nuestras viviendas ante la evidente ineficiencia de la autoridades", apuntó.   

El presidente Lobo manifestó en rueda de prensa que los hondureños "hemos quedado muy contaminados de la crisis de 2009 (golpe de Estado)", al referirse a las criticas a su gobierno por algunos sectores.
PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD