Trump dice que reconocer soberanía israelí del Golán no tendrá consecuencias

WASHINGTON. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró que su decisión de reconocer la soberanía israelí sobre los Altos del Golán “no tendrá consecuencias” ya que “todo el mundo está feliz”.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/HG4SGKCFFRFEVM6XFGHDJPEWFA.jpg

Aseguró además que él estará “ahí para proteger a Israel”.

“Todo el mundo está feliz. Y no habrá consecuencias; no las habrá porque yo estaré ahí para proteger a Israel, así que, de nada. Hicimos lo correcto”, dijo el presidente durante su discurso en la conferencia de la Coalición de Judíos Republicanos, celebrada en Las Vegas (Nevada).

El pasado 25 de marzo el presidente estadounidense rompió de nuevo el consenso internacional al reconocer oficialmente la soberanía de Israel sobre los ocupados Altos del Golán, un gesto que justificó por la “agresión” de Irán y que cobró un tono político, dada la cercanía de las elecciones israelíes.

PUBLICIDAD

Trump aseguró que tomó está decisión sin que nadie se lo pidiera, pero que lo hizo porque sabe la importancia estratégica de este enclave situado en la frontera entre Siria, el Líbano, Israel y Jordania.

“Nunca luches colina arriba; muchas batallas se pierden por esos generales que quieren luchar colina arriba, ¿no es así? Es necesaria la altura”, sostuvo.

El mandatario explicó que la decisión de reconocer la soberanía israelí sobre los Altos del Golán la tomó tras pedirle una “pequeña lección de historia” a su yerno y asesor, Jared Kushner, y al embajador de EE.UU. en Israel, David Friedman.

“Les dije: 'chicos, háganme un favor, denme una pequeña lección, una rápida. Quiero ir deprisa. Tengo muchas cosas en las que estoy trabajando: China, Corea del Norte. Quiero una rapidita'”, apuntó Trump.

Acto seguido, dijo, les preguntó a sus interlocutores qué le parecía la idea de reconocer la soberanía, ante lo que Friedman se quedó en estado de shock, “como un maravilloso y precioso bebé”.

“Tomamos decisiones rápidas y tomamos buenas decisiones”, se vanaglorió el presidente.

A pesar de que la medida entra en conflicto con la resolución 242 del Consejo de Seguridad de la ONU, que después de la guerra de 1967 instó a Israel a retirarse de los territorios ocupados en ese conflicto, y ha sido interpretada como una provocación por numerosos países árabes, Trump afirmó que le encantaría ver la paz en Oriente Próximo.

El inquilino de la Casa Blanca no dudó en cargar contra el organismo internacional y dijo que Washington no tolerará “ningún tipo de postura antiestadounidense, antiisraelí o antisemita” en el seno de la ONU.

Trump, que fue recibido por un grupo de críticos que le abucheó al comienzo de su discurso, antes de ser escoltados fuera por la seguridad del local, también criticó a la OTAN, apenas dos días después de que tuviera lugar su reunión ministerial en Washington.

“Nosotros les protegemos y ellos son unos morosos, para emplear un término del sector inmobiliario (...). Yo les dije 'tienen que pagar'”, declaró el presidente, que a comienzos de semana se mostró satisfecho con el aumento del gasto en Defensa acometido por la mayoría de aliados de la OTAN.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD