Dueños del pabellón: PCC impide allanamiento en Tacumbú

Un intento de allanamiento se realizó pasadas las 05:00 de este martes en el penal de Tacumbú. Autoridades policiales y fiscales actuaron en torno a una investigación sobre llamados extorsivos en base a una modalidad conocida como “sexting” (pasar fotos íntimas vías web o por celular). Sin embargo, criminales del PCC impidieron la intervención de las autoridades.

Agentes antimotines ingresan al penal, pero finalmente el allanamiento se frustró.
Agentes antimotines ingresan al penal, pero finalmente el allanamiento se frustró.Fernando Romero, ABC Color

El procedimiento no dejó los resultados esperados debido a que en los pabellones donde se encontraban los reclusos que hacían las llamadas estaban dominados por soldados del grupo criminal Primer Comando Capital (PCC), quienes inclusive tenían aseguradas las puertas principales con candados cuyas llaves las tenían ellos mismos, informó Víctor Ruiz, periodista de ABC Color.

El procedimiento duró casi media hora y fue abortado para evitar cualquier tipo de incidentes violentos, según indicaron fuentes cercanas a la intervención.

El fiscal Joel Cazal comentó a ABC FM 98.5 que lograron entrar a un pabellón al inicio del operativo, lo cual hizo que los demás reclusos se alertaran mutuamente e inicien el amotinamiento. Las otras celdas a las que quisieron ingresar se encontraban en el fondo del penal, por lo cual para llegar debían pasar por muchos reclusos, que ya incluso empezaron a cerrar sus celdas con candados.

PUBLICIDAD
Fachada del penal de Tacumbú en la madrugada de este martes.

Según el agente del Ministerio Público, decidieron suspender el operativo “ante la falta de garantías” y fue una decisión de la Policía Nacional. “Por una cuestión de evitar derramamiento de sangre (…) La gente de la Policía dijo que era imposible entrar sin llevar vidas consigo”, argumentó.

En ese mismo sentido, agregó que ya no hubiera tenido allanar a ese último pabellón porque se perdió el “factor sorpresa” y todas las evidencias que podrían encontrar probablemente ya habían sido destruidas.

Sobre las investigaciones, comentó que el caso está liderado por la Fiscalía de Luque y hay siete denuncias de víctimas con mucho caudal económico, pero se presume que hay muchas más que no quisieron reportar el hecho por temor a quedar expuestos. Los fiscales Javier y Néstor Cañete también acompañan las indagaciones.

Perfiles falsos

Según indicaron fuentes policiales, se creaban perfiles falsos de jovencitas en redes sociales y así eran captadas las potenciales víctimas.

Una vez que había una confianza en el relacionamiento en la web, las supuestas señoritas les pedían intercambiar fotos íntimas víctimas y una vez que se daba el intercambio, los varones eran extorsionados para que las fotos no sean difundidas en las redes sociales o no lleguen a manos de sus parientes o en sus respectivos trabajos, según las fuentes.

Detienen a cómplices en San Francisco

Otro allanamiento se dio a la misma hora en el barrio modelo San Francisco en Zeballos Cué, en busca de los cómplices de los reclusos quienes eran los encargados de cobrar los montos hechos por medios de giros.

Sobre ese operativo, el fiscal Cazal agregó que hay varios detenidos y entre ellos se encuentra una joven, quien sería la que realizaba las llamadas o mensajes de voz para conseguir engañar a las víctimas. Además, también retiraba los giros de dinero, al igual que otros familiares o gente cercana a los reclusos. Todos utilizaban cédulas denunciadas como robadas o extraviadas.

En total, habría entre 15 y 20 involucrados en esta red de extorsión. El Ministerio Público solicitará informes a las compañías de Facebook y ya ha realizado el seguimiento con datos brindados por las compañías telefónicas, agregó Cazal.

Fuentes del Departamento Antisecuestro de la Policía señalaron que las llamadas fueron hechas desde una sola línea desde el penal y que el monto recibido por el grupo extorsionador ronda los G. 50.000.000. Sobre ese punto, el fiscal señaló que a una de las víctimas se le solicitó G. 20 millones, a otra G. 30 millones y todos los montos son similares, por lo cual la cifra total sería mucho mayor.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD