Menor resultó con heridas tras detonar petardo en un arma casera

Un menor de 13 años resultó con heridas en manos y el rostro luego de detonar petardos potentes en una escopeta de fabricación casera que había en su vivienda. Tuvo que ser trasladado desde Filadelfia hasta Asunción para atender sus heridas, pero su vida no corre riesgo.

De vuelta, lo que aparentaba un simple "juego" con petardos casi terminó en una tragedia que pudo ser mucho más grave. (Imagen ilustrativa).
De vuelta, lo que aparentaba un simple "juego" con petardos casi terminó en una tragedia que pudo ser mucho más grave. (Imagen ilustrativa).

El hecho ocurrió esta tarde en Filadelfia, Chaco, y la víctima, un menor de 13 años, resultó con heridas en un brazo y el rostro, por lo cual debió ser trasladado al Hospital de Trauma, en la Capital.

Según los datos recabados por el fiscal Andrés Arriola, el niño fue a comprar bombas conocidas como “mbokavicho”, las cuales tienen una potencia considerable, y las introdujo en el cañón de una escopeta de fabricación casera que había en la vivienda.

La detonación, al estar confinada en el cañón del arma, generó que el metal se fragmente y termine ocasionando heridas en las extremidades superiores y el rostro. Afortunadamente, éstas no pusieron en riesgo la vida del menor.

PUBLICIDAD

No obstante, Arriola aclaró que ya abrió una carpeta fiscal contra los padres, a fin de investigar eventuales delitos como falta al deber del cuidado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD