Asaltan un estacionamiento y se llevan dinero en efectivo

Dos maleantes sorprendieron a una familia encargada de un estacionamiento y se llevaron dinero en efectivo y un automóvil aparcado en el sitio. Según las víctimas, uno sería de nacionalidad argentina y el otro, chilena.

Captura del circuito cerrado de televisión.
Captura del circuito cerrado de televisión.ABC COLOR

El hecho se registró en un estacionamiento ubicado sobre la calle Luis Alberto de Herrera entre Caballero e Iturbe, alrededor de la 1:00, frente a la parroquia San Francisco, en pleno centro capitalino. Resultaron víctimas la señora María Estela Godoy y su marido Marciano Ayala, sus dos hijos y su sobrina, quienes se encargan normalmente de atender el establecimiento desde hace dos años.

Según el relato de Godoy, los dos delincuentes llegaron al lugar a cara descubierta y, valiéndose de una pinza, cortaron el candado que aseguraba el portón, por el que luego ingresaron. Inmediatamente, verificaron cada una de las piezas del local. Godoy dijo que escuchó que los perros que tienen en el lugar ladraban mucho, por lo que alertó a su marido.

El candado violentado.
PUBLICIDAD

Pero como los animales seguían alterados, decidió verificar por sí mismo, y cuando se levantó de la cama fue sorprendida por uno de los asaltantes, quien le encañonó con un arma en el rostro. Los dos asaltantes le exigieron que les dieran la llave para ingresar a una joyería que se encuentra al lado del estacionamiento, pensando que la familia también estaba al cuidado de dicho local.

Posteriormente uno de ellos, quien según la mujer tenía acento argentino, le ordenó que le atara las manos a su marido. Mientras, su cómplice fue a verificar en las otras piezas, una de las cuales era la de los niños, a quienes sacó de ahí y llevó hasta donde estaban los demás.

Los malvivientes, apuntando con sus armas de fuego, ordenaron a toda la familia a que se acostaran en la cama. Mientras uno de los ladrones vigilaba a las víctimas, el otro hurgaba entre las pertenencias de estas. Así, encontró la suma de G. 2.000.000, que eran para pagar el alquiler del local, según explicó Godoy.

PUBLICIDAD
Fachada del estacionamiento asaltado.

Además, se hicieron con cinco celulares. Antes de salir, observaron varias llaves y con una de ellas desbloquearon un automóvil Hyundai Accent bordó, con matrícula BHS 314, que estaba estacionado en el sitio y al cual subieron para darse a la fuga.

Mientras ocurría el golpe, vecinos que habían notado lo que ocurría llamaron al sistema 911, pero la policía no acudió a tiempo. La familia lamentó la lentitud y el abandono que muestra la fuerza pública en este tipo de casos.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD