Gobernador de Alto Paraná, otra vez acusado de “pedófilo” por su esposa

Darsy González Duarte acusó públicamente a su esposo, el gobernador Roberto González Vaesken (ANR), de ser un pedófilo en plena sede de la Gobernación de Alto Paraná, esta mañana. Es la segunda vez que el jefe departamental es acusado por su cónyuge por la supuesta comisión del grave hecho punible, informó el diario Vanguardia.

Darsy González Duarte (d), acusando a gritos a su esposo por "pedófilo".
Darsy González Duarte (d), acusando a gritos a su esposo por "pedófilo".Diario Vanguardia

Según los datos, la esposa de González Vaesken, actual secretaria de Acción Social de la Gobernación, filmando con un celular, recorrió el edificio de la sede departamental para acusar a los gritos a su pareja de “pedófilo”.

El escándalo fue presenciado por funcionarios y personas que llegaron a la Gobernación para realizar trámites. La mujer permaneció por algún tiempo en el local departamental y luego se retiró al anunciar que presentaría una denuncia contra González Vaesken en la Fiscalía.

Desde el Diario Vanguardia intentaron comunicarse con Darsy González Duarte para consultar más detalles sobre la grave acusación contra el gobernador; sin embargo, no atendió las insistentes llamadas.

Fuentes de la Fiscalía confirmaron que hasta el momento no se presentó la denuncia contra el gobernador. A su vez, González Vaesken desmintió categóricamente la acusación lanzada en su contra.

No es la primera vez que la pareja Darsy-González Vaesken protagoniza escándalos familiares. El pasado 14 de noviembre, la secretaria de Acción Social presentó una denuncia en la Fiscalía sobre la supuesta desaparición de su esposo, de quien no tenía noticia desde hacía tres días.

Lea más: Esposa de gobernador lo acusó de abuso a menores

La maniobra sirvió para localizar a González Vaesken y para sumar un nuevo escándalo familiar. Según la queja, la mujer tuvo la última noticia de González Vaesken hace tres días, cuando viajó a Juan E. O’Leary para una actividad oficial, y desde entonces no tenía información de su paradero.

Al tomar estado público, la denuncia generó preocupación en algunos sectores, mientras otros desconfiaban de la seriedad de la queja en consideración de los constantes escándalos familiares del gobernador.

Con esta jugada, la secretaría de Acción Social logró localizar a su esposo gobernador, quien se presentó al día siguiente ante la unidad fiscal de Víctor Adolfo Santander a desmentir la denuncia de su supuesta desaparición.

González Vaesken había dicho que estaba por Asunción detrás de algunas gestiones. Las desavenencias entre el gobernador y su esposa son reiteradas, y varios casos se derivaron a la esfera fiscal-judicial.

El escándalo más grave ocurrió el 1 de marzo pasado, cuando la primera dama departamental acusó a su esposo de participar en una orgía con menores, en una mansión de la pareja situada en Hernandarias. En un ataque de celos, en esa ocasión la mujer escribió en las paredes de la residencia: “Nunca más orgía con menores”.

El fiscal Edgar Torales investigó esta denuncia y luego desestimó la por falta de pruebas. En enero de 2018, cuando González Vaesken era candidato a gobernador, se registró el primer bochorno familiar. En varios audios viralizados en redes sociales, una mujer cuya voz fue atribuida a la secretaria de Acción Social acusaba a la joven Ruth Cabral Diana de mantener un vínculo amoroso con su marido.

También sindicó a la madre de la joven de “proxeneta”. Las afectadas querellaron a Darsy González Duarte. En setiembre pasado, la primera dama departamental llegó a un acuerdo con las querellantes y abonó una suma millonaria –cuyo monto no trascendió– para evitar el banquillo de los acusados.

En noviembre de 2018, la esposa del gobernador fue apuntada por supuestamente atacar con gas pimienta a la funcionaria de la Gobernación Soraida Ávalos, por presuntos celos.

Tras ganar las elecciones en 2018, González Vaesken prometió una gestión honesta y transparente, y dijo que apuntará a convertirse en el próximo “caudillo político” de Alto Paraná con proyección al Poder Ejecutivo. Sin embargo, en la actualidad gana más notoriedad por los escándalos familiares que por sus gestiones.

González Vaesken no logró consolidar un liderazgo. Además, su administración es intrascendente, con algunos manejos turbios, como la adjudicación de una licitación de G. 626 millones a la empresa de maletín Élite Producciones, del seccionalero Gerardo Daniel Samudio Monzón, para supuestos servicios publicitarios.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.