Afirman que Acuerdo Escazú favorecería a productores y comerciantes

Ante los cuestionamientos del sector de la producción, el abogado ambientalista Ezequiel Santagada aclaró que el Acuerdo Escazú no afectará al comercio sino que ayudará a expandir sus mercados. Reiteró que tampoco busca ingresar acuerdos relacionados al aborto, identidad de género u otros temas sensibles, pues solo se centra en cuestiones netamente ambientalistas.

Marcelo Cousillas y Ezequiel Santagada destacaron que los datos sobre ambiente permiten garantizar el derecho a la vida.
Marcelo Cousillas y Ezequiel Santagada (d) destacaron que los datos sobre ambiente permiten garantizar el derecho a la vida.Archivo, ABC Color

Los gremios de la producción expresaron su temor por el Acuerdo Escazú, debido a un inciso en el cual se habla del “principio precautorio”, considerando que este podría ser dañino para el comercio. Al respecto, Ezequiel Santagada, presidente del Instituto de Derecho y Economía Ambiental (IDEA), aseguró a radio ABC Cardinal 730AM que ese principio ya está previsto en numerosos tratados internacionales y forma parte del ordenamiento jurídico nacional desde hace casi 20 años.

No obstante, aclaró que no va a “condicionar el futuro” y que incluso se puede deducir ese principio leyendo los artículos de la Constitución Nacional. Explicó que este principio llama a la acción en caso de que no se tengan pruebas contundentes acerca de una relación de causalidad.

Como ejemplo, mencionó que desde hace varios años se habla de que los teléfonos celulares podrían intervenir en los elementos de navegación de los aviones. Hasta el momento, no hay pruebas científicas, pero de igual manera siempre se pide que los aparatos sean apagados antes del despegue y durante el aterrizaje.

PUBLICIDAD

Lea también: Productores temen que acuerdo sea “caballo de Troya” contra el comercio

“Ante la más mínima duda de que pudiera darse (alguna interferencia) se pide apagar, para minimizar daños potenciales e irreversibles a la vida y el ambiente”, añadió. Por ello, dijo que es mentira que este acuerdo vaya a afectar la comercialización, sino que va a permitir luchar contra daños ambientales grandes como la deforestación.

PUBLICIDAD

“Existe un miedo de sectores de la producción paraguaya a que el Acuerdo de Escazú pueda llegar a poner frenos a la producción paraguaya, pero es todo lo contrario”, añadió en otro momento.

Al respecto, el especialista explicó que este acuerdo promueve la difusión proactiva por parte del Estado de información pública ambiental en formato de datos abiertos mediante la utilización de herramientas tecnológicas. Tiene dos finalidades bien concretas: por un lado sirve para monitorear acciones que atenten contra el ambiente, como la deforestación ilegal, pero por el otro permitirá la trazabilidad.

“Con trazabilidad tendremos muchos y mejores mercados”, garantizó. Reiteró en varias ocasiones que solo se apunta a combatir actos ilegales y mediante la trazabilidad se podrán abrir más mercados comerciales a nivel internacional. “El único requisito es: sin depredar las bases de la vida humana, y eso es lo que pretende Escazú”, aclaró.

Nota relacionada: Rechazan acuerdo ambientalista por miedo a la “colonización” y el aborto

No guarda relación con aborto ni la “colonización”

Por otra parte, habló sobre los cuestionamientos realizados por la Iglesia y aseguró que el acuerdo no guarda relación alguna con planificación familiar, el aborto ni la identidad de género. Si bien admitió que su negociación partió del Acuerdo Río+20, en el cual sí se habla de esos puntos, aseguró que en este caso solo se prevén objetivos relacionados al desarrollo sostenible

Señaló que el Acuerdo de Escazú va de la mano con la actual Ley de Acceso a la Información Pública, pero añade varios puntos interesantes como la utilización de la tecnología para combatir la criminalidad ambiental.

Además, habló con respecto a la crítica que surgió de la cónsul paraguaya Rossana Berino, quien afirmó que Escazú es un “caballo de Troya” que forma parte de un complot de la Organización de las Naciones Unidas y países europeos para una “colonización”. Sobre ese punto, dijo que el lenguaje de Berino es incluso “digno de un alumno de primaria” y nuestro país no debería estar siendo representado en el exterior por personas así.

El abogado consideró “prudente” que el presidente Mario Abdo Benítez haya retirado temporalmente el acuerdo para evitar que sea rechazado y se pueda abrir un debate al respecto. Aseguró que nuestro país participó activamente de las negociaciones para todos los puntos del documento y el embajador Raúl Montiel fue quien nos representó.

Finalmente, Santagada reiteró que no forma parte de un “complot internacional”, sino que pretende el cuidado del ambiente y la reducción de la pobreza, con ciudades sustentables y salud de calidad.

Lea más: Escazú: se pospone la ratificación

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD