Obispo Collar pide compartir con los más necesitados estas fiestas

SAN JUAN BAUTISTA, Misiones. El obispo de Misiones y Ñeembucú, monseñor Pedro Collar Noguera, a través de una carta pastoral, dio un mensaje de alegría, ternura, humildad y paz con motivo de las fiestas navideñas. Exhortó a revalorizar la vida y a la familia.

Monseñor Pedro Collar Noguera, obispo de Misiones y Ñeembucú.
Monseñor Pedro Collar Noguera, obispo de Misiones y Ñeembucú.Rafael Montiel, corresponsal

Monseñor Collar Noguera dio un mensaje a sus fieles con motivo de las fiestas navideñas. Exhortó a compartir con los más necesitados, los pobres y excluidos. Señaló que la palabra eterna puso su morada entre “nosotros” para guiar a la humanidad en medio de las tinieblas. Añadió que Dios manifiesta su amor uniéndose al hombre para que la persona pueda unirse también en él.

En ese sentido, dijo que es muy significativo el lanzamiento del Año de la Palabra de Dios en el novenario en honor a la Virgen de los Milagros de Caacupé, porque la Iglesia, pueblo de Dios que peregrina en el Paraguay, será iluminada y animada en su acción pastoral por esta Palabra, enfatizó.

Según el obispo, en el encuentro familiar es significativa la alegría, dado que todo nacimiento es motivo de regocijo y de esperanza. “Dios mismo es quien nace en medio de nosotros, trayendo su luz, su amor. Esto debe ser motivo de verdadero gozo de cada cristiano, de recuperar y vivenciar la alegría en medio de las dificultades”, expresó.

Añadió que es importante mencionar la ternura del Niño Dios, la cual se refleja en la ternura manifestada por los padres y por los niños. “Al contemplar a Jesús en el pesebre, debemos darnos cuenta que Dios es amoroso, cercano, sensible a la realidad humana y todo eso se refleja en su ternura”, dijo.

Monseñor Collar pidió a los fieles recuperar la ternura en este mundo donde hay tanta indiferencia. “Testimoniemos la alegría de haber conocido el amor del Niño Jesús, manifestando ese mismo amor con acciones de misericordia concreta”.

Agregó que Dios también enseña la humildad, porque se ha rebajado, “se hizo uno de nosotros menos en el pecado, en Él debemos contemplar el misterio de su humildad que se reflejará de una manera plena en la cruz redentora".

El obispo pidió contemplar el pesebre con actitud de apertura a Dios, amor que quiere habitar entre la humanidad y renacer en cada corazón y en cada hogar para que haya más alegría, ternura, humildad, perdón y amor en el mundo.

Finalmente, hizo un llamado a tener en cuenta que el Niño Jesús es el Príncipe de la Paz. “Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes Él se complace. La paz que necesita el hombre hoy nos regala Dios”, manifestó.

El obispo Collar Noguera va a celebrar la Misa del Gallo este martes 24, a las 21:00, en la Catedral de San Juan Bautista de las Misiones, donde impartirá la bendición a todos los fieles de la Diócesis, con deseos de un feliz año 2020.

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05