Niño internado tras arrojar “fosforito” en frasco con diluyente

CONCEPCIÓN. Un niño de tan solo cinco años de edad está internado en el Centro Nacional de Quemaduras y Cirugías Reconstructivas (CENQUER) de Asunción, tras quedar el 15 por ciento del cuerpo con graves quemaduras que sufrió cuando explotó cerca suyo un “fosforito” que lanzó y entró en contacto con un frasco cargado con diluyente (thinner).

Momento en el que el niño es trasladado en un avión de la Fuerza Aérea Paraguaya.
Momento en el que el niño es trasladado en un avión de la Fuerza Aérea Paraguaya.Facebook, Santiago García

El hecho ocurrió la tarde del martes en el distrito de Paso Barreto, distante unos 60 kilómetros de noreste de esta capital departamental, previo a la Nochebuena.

La víctima llegó a las 14:10 del martes al Hospital Regional de Concepción, donde se aplicaron los primeros auxilios. De ahí fue trasladado de urgencia hasta el aeropuerto de la ciudad, en una aeronave de la Fuerza Aérea Paraguaya que lo transportó hasta la base del Grupo Aerotáctico, en la ciudad de Luque.

Poco después de arribar, una ambulancia del SEME lo trasladó hasta el CENQUER, donde ayer fue sometido a una intervención y actualmente está internado con pronóstico reservado.

PUBLICIDAD

Lea más: Al menos cinco menores sufrieron quemaduras y daños por pirotecnia

Por segunda ocasión

Tanto las fuentes policiales como el director del Hospital Regional de Concepción, doctor Samuel Pérez, informaron a esta corresponsalía que es la segunda vez que el niño es atendido por un caso de quemadura grave.

PUBLICIDAD

Señalaron que la primera ocasión fue hace tres meses, aunque no se sabe con precisión si fue víctima de manipulación de pirotecnia u otra circunstancia.

La actitud imprudente de entregar petardos u otro material pirotécnico a niños de corta edad como manera de diversión en las fiestas de fin de año puede generar accidentes durante su manipulación que dejan graves secuelas en su salud.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD