Fiscalía investiga un posible feminicidio que se concretó dos días después de agresión

Una mujer que denunció una agresión de parte por su pareja el pasado 8 de enero, dos días después murió por un sangrado interno en el Hospital de Clínicas, por lo que la Fiscalía no descarta ampliar la imputación inicial por violencia familiar contra el hombre, a feminicidio. Aparentemente, ni siquiera la víctima sabía que padecía una leucemia, por lo que las heridas generadas por los golpes de su pareja la llevaron a la muerte de manera acelerada apenas dos días después.

Presunta víctima de feminicidio.
Presunta víctima de feminicidio.Foto Gentileza

Gloria María Cáceres Araújo, de 42 años, es una mujer que se atrevió el pasado 8 de enero a denunciar la agresión que sufrió por parte de su pareja, Hermes Cáceres Gauto. “El 8 de enero recibimos una denuncia policial que refiere a un hecho de violencia familiar, le tomamos la declaración a la señora y nos señala que recibe golpes de puños y que la arrojaron contra el televisor”, detalló el fiscal Luis Chamorro, sobre la primera intervención que tuvieron en el caso, que hasta ese momento se configuraba como una aparente denuncia por violencia intrafamiliar, pero aún sin los ribetes fatales ahora investigados.

El fiscal agregó que la mujer detalló haber recibido los golpes en el rostro y parte de la cabeza e incluso “la hija tomó partido por el padre, diciendo que aparentemente es mentira lo que dice la madre”. Aún así, las autoridades ordenaron la exclusión del hogar del presunto agresor y la prohibición de acercarse a la víctima. La medida efectivamente se cumplió y el denunciado incluso abandonó la ciudad.

Sin embargo, el 10 de enero, apenas dos días después de recibir los golpes, Cáceres Araujo fue ingresada al hospital de Clínicas en condición grave con un sangrado interno que finalmente le costó la vida. Una “hemorragia intracraneal” fue la causa de muerte según se constató en el informe preliminar de la autopsia que se realizó tras confirmarse el deceso.

PUBLICIDAD

“Cuando nosotros recibimos esa noticia que ella ingresa grave, decidimos imputar por lesión grave y violencia familiar y el pedido de detención y prisión de esta persona”, agregó el fiscal. La solicitud de detención se concretó y actualmente el hombre está en el penal Padre Juan de la Vega (Emboscada).

Los estudios al cadáver de la víctima también arrojaron indicios de que aparentemente esta sufría de leucemia, es decir, cáncer en la sangre, lo que afecta su poder de coagulación y, por ende, podría explicar el porqué los golpes tuvieron un efecto mortal. La enfermedad aparentemente era desconocida incluso como la propia víctima.

Por esto es que la imputación contra el hombre podría ampliarse a feminicidio, que contempla una pena mayor. “Además de esa imputación por violencia familiar y lesión grave ahora vamos a imputar también por feminicidio porque tenemos esa hipótesis con base en ese informe preliminar”, agregó Chamorro.

PUBLICIDAD

“Esta personas utilizó una fuerza desmedida y contra una persona débil y ella venía sufriendo maltrato, esa es la versión que recibimos de familiares, entonces podría existir dolo eventual y se podría configurar el feminicidio, que podemos descartar después, por eso no estoy diciendo que vamos a mantenernos, pero voy a imputar”, aclaró el fiscal, indicando que su acusación aún no es definitiva y que buscará respaldarla con más indicios.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD