El padre de Yuyú podría ser uno de los “beneficiados” con desaparición, insinúan

Max Narváez, abogado de la madre de la pequeña desaparecida Juliette Le Droumaget, Lilian Zapata, y de la pareja de esta, Reiner Helmut Oberüber, insiste en que sus defendidos son “inocentes”, ya que son los “más perjudicados” con la desaparición de la menor, a diferencia de su padre, Stephan Le Droumaget, que habría sido “beneficiado” al llevar consigo a la otra hija.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/V4K7B4ZMBZAFRBJG7TKK7PGAYQ.jpeg
Diego Peralbo, ABC Color

“Hay varias hipótesis, hay hipótesis de grupos que pudieron estar metidos en este tema, porque acá hay un tema, ¿a quién le beneficia la desaparición?”, cuestionó el abogado de la pareja que se encuentra con prisión preventiva ante la sospecha de tener alguna responsabilidad, al menos por falta de cuidado, en la desaparición de la niña.

Al insistírsele sobre qué sector cree pudo ser “beneficiado” con que Yuyú siga con paradero desconocido, insinuó: “Tenemos ideas vagas, el papá de Yuyú, por ejemplo”, y alegó a dichas sospechas que “él tiene ahora a la hija que no podría tenerla (hermana de Juliette), porque la abandonó”.

Lea más: Padre de la pequeña Juliette cree que su hija desapareció un día antes

Si bien sus acusaciones no son directas ni claras, agregan que para ellos, Juliette no pudo haber desaparecido por sí sola, por lo que creen que algún grupo tuvo que ver. “Hacer desaparecer como desapareció Yuyú no es obra de cualquiera, tienen que ser personas muy crueles, particularmente crueles y también muy profesionales, porque no dejaron absolutamente ninguna huella”, dijo.

PUBLICIDAD

De hecho, cuestionan a la Fiscalía, no solo por apuntar todas sus sospechas hacia Oberüber y Zapata, sino también por buscar a Juliette como una persona muerta, sin considerar la posibilidad de que sea mantenida con vida en contra de su voluntad.

“Para nosotros, Juliette está viva. Mientras no nos demuestren lo contrario –Dios quiera que no–, mientras no aparezca la niña fallecida, para nosotros está viva y la búsqueda tiene que ser de una persona viva, no de una persona muerta”, remarcó y cuestionó: "La pregunta es ¿la Fiscalía sabe algo que nosotros no sabemos? ¿Por qué buscás solamente una persona fallecida?

Insistió en la posibilidad de que Juliette haya podido ser raptada, ya que de secuestro no se puede hablar al no haber ningún pedido de rescate hasta el momento. “Tenemos que tener cuidado, porque si ella está viva y los que la tienen viva advierten que estamos llegando, que estamos cerca, no van a dudar en matar a la niña para deshacerse de la evidencia. Así que hay que tener mucho cuidado”, dijo el abogado.

Igualmente, también tratan de redireccionar las sospechas hacia los trabajadores de la urbanización cerrada en construcción Monte Pacará, mencionando que al menos uno de ellos sí o sí tuvo que ver por última vez a la niña, ya que las últimas huella de ella se encontraron cerca de donde estaba Gerardo, el alambrador del terreno.

PUBLICIDAD

“Por lo menos habrá visto lo que pasó, haya sido un ser humano o, qué se yo, un platillo volador, lo que sea tuvo que haber visto”, afirmó el abogado, quien dijo que intentaron dialogar con el hombre, sin embargo este “habla en televisión, pero con nosotros no habla”.

También insisten en negar las versiones de que la niña ya haya desaparecido un día antes de lo que se anunció, así como que el alemán y la madre de la niña no hayan querido colaborar en la búsqueda. Afirmó que no se abstuvieron de declarar, sino que pidieron una prórroga hasta tener acceso a la carpeta fiscal.

Narváez también afirmó que su cliente es casi demonizado sin justificación, al punto de encontrar, según comentarios recabados en redes sociales, “personas que piden que se junte dinero para pagarle a las personas que están en Tacumbú, para que lo descuartizen a Reiner cuando llegué”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD