Una “liga de héroes” ayudó a salvar la vida del niño baleado por policías

La rapidez, valentía y la solidaridad son cualidades comunes en la mayoría de los héroes –de ficción y también de los de la vida real–, tal como quedó demostrado por un grupo de ciudadanos, desconocidos entre ellos, pero que inmediatamente reaccionaron para socorrer al niño víctima de disparos de policías en una persecución el fin de semana. “Gracias a Dios (el niño) no se desmayó y nosotros fuimos demasiado rápido el Hospital de Luque”, resaltó Marly Quiroga, una de las heroínas en esta historia.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/4HABLDRUKZEELEWYAYUOFWO7VA.jpeg
ABC TV

Quiroga, quien en su vehículo auxilió al menor herido, relató que su presencia en el sitio fue casi fortuita, ya que había ido a recoger a una amiga, Teresa Gómez, que acaba de descender de un colectivo pues retornaba de su trabajo. La situación las tomó tan de sorpresa que su amiga dejó caer la pizza que llevaba como cena para sacar del vehículo en brazos al niño, al que trataron de mantener consciente todo el camino.

Lea más: Imputan por tentativa de homicidio a policías que balearon a niño

“Después de cruzarnos con el señor (padre del herido), escuchamos una frenada; primero pensé que era un accidente, después escuché los disparos”, relató Quiroga. No fue curiosidad lo que las motivo a ir al sitio, sino los gritos desesperados del padre que alertaba de las heridas de su hijo.

PUBLICIDAD

Según recordó Quiroga, y lo confirman los videos de los momentos previos a la balacera, Gómez fue inmediatamente hasta el vehículo de las víctimas. “Corrió para abrir la puerta del auto, ahí lo alzó y vimos que (el niño) ya estaba con sangre. Decía –quejándose de sus heridas–: mi espalda, mis piernas... se desvanecía de a poco, pero gracias a Dios solo se desmayó y nosotros fuimos demasiado rápido el Hospital de Luque”, relató la mujer.

También reconoció la ayuda de otros jóvenes con el mismo valor heroico que el de ellas, ya que las ayudaron a abrir camino hasta el hospital más cercano. Esa ayuda también fue clave, ya que muchos en su afán de matar la curiosidad, casi terminaron entorpeciendo un rápido auxilio. “Era imposible porque la gente quería mirar y no me dejaban salir, y ahí fue que ellos me ayudaron”, enfatizó.

“Todo fue tan rápido... le tocamos en su cabecita. Hablame, hablame, le decía mi amiga, y fue así. No sé cómo, pero definitivamente llegamos demasiado rápido al hospital”, relató sobre lo que recuerda del trayecto, durante el cual trataban de tranquilizar a la madre y mantener consciente al niño.

PUBLICIDAD

Otro rasgo de fortaleza que resalta en el actuar de estas mujeres es cómo rápidamente alzaron a la madre del menor a su vehículo, que se observaba visiblemente afectada por el estado de su hijo, a tal punto que estaba casi paralizada.

El pequeño “se estaba desvaneciendo, se estaba poniendo pálido, y prácticamente la tiré a la mamá, porque ella estaba que no sabía qué hacer, la tiré a la mamá y la llevé", comentó. Pese a la adrenalina y el caos de la situación, Gómez no pudo ignorar la desesperación del padre, quien no pudo auxiliar a su hijo pese a saber que estaba herido de bala.

Lea más: Fiscalía analizará actuar de los padres del niño baleado por policías

El hecho ocurrió este fin de semana en la ruta que une Luque con San Lorenzo. Los dos uniformados que protagonizaron la persecución con balacera, luego de que el vehículo en el que viajaba la familia desviara una barrera, están imputados y detenidos. La Fiscalía también investigará una eventual responsabilidad de los padres del menor herido, ya que podrían haber incurrido en violación de la cuarentena.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD