Concejala de Paraguarí dice que testeo de COVID-19 es un teatro y que el virus “no existe en San Roque”

SAN ROQUE GONZÁLEZ. La concejala departamental de Paraguarí Juani Alfonzo, hermana del intendente local Óscar Alfonzo (Añetete), hizo pasar un mal momento a los funcionarios de la salud, quienes se preparaban para tomar las muestras a unas 125 personas. La edil llegó al salón municipal y exigió a los personales de blanco que entreguen el documento de las personas que dieron positivo en este distrito y aseguró que esto del COVID-19 es todo un teatro.

En el tinglado municipal se encontraba un grupo de personas que fueron convocadas para que se realicen la prueba de COVID-19, porque tuvieron nexo con las últimas 32 personas que dieron positivo al nuevo coronavirus.

En ese momento, llega al lugar la hermana del intendente –quien integra el Comité de Emergencia Distrital– y se dirige a los presentes diciendo que ella es concejal departamental y que va para exigir que se respete a la ciudadanía porque alegó que su hermano –el ejecutivo comunal– no se hace respetar a la gente. Acotó que a los pobladores no se les informa lo que sucede en su municipio con respecto a los contagios.

Descalificó todo el trabajo de detección del nuevo coronavirus que se viene realizando en este distrito al decir que es todo un teatro y ratificó que las autoridades sanitarias no entregan ningún documento donde conste que la persona dio positivo o negativo a COVID-19.

En un momento dado, la edil de manera prepotente, histérica –que hasta entró en llanto–, comenzó a golpear la mesa y exigió a los funcionarios de la salud que le dijeran dónde estaban las pruebas de los 61 ciudadanos que dieron positivo o negativo a la enfermedad, para que entreguen los resultados.

“Todos necesitamos trabajar y si salimos, nos amenazan que nos van a imputar por decir la verdad, porque yo igual que ustedes soy humilde, la gente ya no tiene qué comer. Por eso decidí ser autoridad, no para comer plata del politiqueo, porque no manejo ningún dinero de la política, para eso trabajo, para no robar y para que nadie me moleste, ni me chantajee”, añadió.

Refirió que si el director Dr. Carlos Molas no está complicado, tiene que poner todos los documentos requeridos, si es que esto no es política y “si es que ciertamente trabajó humanamente, carajo, no se callen más defiendan sus derechos", dijo a los presentes.

Acotó que su hermano, el intendente dio negativo al virus y quiere que se le libere de la cuarentena como lo hicieron con el concejal local Wilson Recalde. Opinó que al ejecutivo comunal le encerraron para no cumplir su trabajo y que la gente pueda decir después que no hace nada.

Criticó que el viceministro de Salud, Juan Carlos Portillo, quien visitó Carapeguá y Ybycuí y no llegó hasta este distrito donde hay mayor cantidad de contagios. Pidió a los presentes a “dejar de lado la maldad y a acompañarle en su lucha de que va desenmascarar de que el nuevo coronavirus no existe en San Roque”.

Este municipio, que cuenta con 61 casos positivos, se encuentra en fase cero y sus pobladores ya están desesperados porque no les llegan los víveres para poder subsistir.