Tras cinco horas de quejas, médicos reciben las mismas promesas de Mazzoleni

Las críticas al ministro de Salud, Julio Mazzoleni, por la falta de insumos y la deficiencia en el sistema de testeos para la detección del COVID-19 se sucedieron durante todas las cinco horas de reunión con representantes de personal de blanco, pero finalmente, le insistieron con una propuesta en concreto: instalar la “mesa de crisis” y que el Ministerio presente un plan por escrito para enfrentar el pico de contagios. Mazzoleni respondió de manera “diplomática” pero poco concreta.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/QVFSC6QNTRBP3EKSIRELKXFSEI.jpg
Captura de video

Durante toda la comparecencia que fue promovida por el Senado, se sucedieron repetidamente los reclamos de lo gremios médicos por falta de insumos y equipos de protección en ciertas zonas del país para el personal en el frente de batalla, así como la ineficiencia del sistema de testeos del Ministerio, que actualmente demora entre 10 a 15 días para enviar los resultados, y que generalmente llegan tarde para poder enfrentar la pandemia.

Lea más: Un ”amansado” Mazzoleni, recibe críticas generalizadas de personal de blanco

Sin embargo, entre las propuestas concretas también insistieron en que se instale la mesa de crisis a fin de poder guiar y trabajar en conjunto con el Ministerio. También, le plantearon al ministro que elabore un plan por escrito al menos por tres meses, a fin de saber cuales son la previsiones de cara la etapa más dura de la pandemia.

“Creo, en primer lugar, que tenemos que crear un espacio más ágil, es muy importante para escuchar los distintos reclamos, alcanzamos a escuchar algunas pocas propuestas que vamos a estar analizando”, indicó el ministro afirmando que piensan analizar el crear un “comité” que reúna las propuestas del los gremios de Salud.

PUBLICIDAD

Tanto sectores médicos, de enfermería y de investigación coincidieron en que pese a que el Ministerio ya cuenta con espacios creados para coordinar las acciones de cara a la pandemia, los mismos no se sienten incluidos.

“Vamos a convocar un comité que esté conformado por un sector ágil y vamos a estar trayendo a partir del Centro Operativo de Emergencias también lo que sea necesario”, insistió Mazzoleni.

La senadora Esperanza Martínez, exministra de Salud, solicitó a Mazzoleni que clarifique cuál es el escenario para lo que resta de agosto, setiembre y octubre, que se anuncia como la etapa más complicada de la pandemia.

“Cree usted que van a morir 50 personas por día, existen esos escenarios -cuestionó-, haga el plan estratégico”, solicitó la senadora y médica, insistiendo en el reclamos que realizaron varios gremios médicos antes y después de ella.

PUBLICIDAD

La senadora Desirée Masi también se pronunció en ese sentido, exigiendo que el ministro presente un plan “en serio” para lo que queda de agosto, septiembre y octubre, “como mínimo tres meses”, que incluya los planes de compra y provisión de testeos, los insumos y los EPI (Equipos de Protección Individual).

Respecto a los testeos, el ministro insistió en que están aumentando de manera progresiva los laboratorios, pero reiteró que están limitados sobre todo por la disponibilidad de profesionales.

La exministra Martínez también pidió mejorar la comunicación del Ministerio sobre todo con el personal de blanco, ya que consideró que la confianza en la cartera se ve “minada” por las sospechas de negociado y los privilegios a ciertos sectores.

Esta crítica no fue bien tomada por Mazzoleni, quien respondió que “tratar de minar la credibilidad del Ministerio no hace más que dañar a la sociedad toda, y creo que es importante también una responsabilidad en ese sentido; creo que la autocrítica que nosotros tenemos también debe trasladarse a otros actores”, y agregó: “Yo me siento cerca de nuestro ejército de blanco, me siento cerca de nuestros directores”.

Representantes de gremios médicos del Instituto de Previsión Social (IPS) fueron de los más incisivos en reiterar las denuncias de presunto manejo político en la institución, con la designación de personas sin formación en salud al frente de direcciones médicas.

Gloria Gamarra, del Sindicato de Profesionales de Salud del IPS (Sinaprosips), fue directa en exigir a Mazzoleni que “se respeten las especialidades médicas, que se termine la política partidaria en el Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social y en todos los hospitales”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD