Pericia señala que una de las niñas fallecidas hizo disparos en el tiroteo

Los resultados aplicados a los cuerpos de las dos niñas fallecidas el pasado miércoles durante la refriega entre elementos del EPP y efectivos de la FTC arrojó positivo a la prueba de nitritos y nitratos, mientras que la otra dio negativo.

La Fiscalía reforzará su equipo para investigar con más profundidad lo acontecido en el campamento del EPP.
La Fiscalía reforzará su equipo para investigar con más profundidad lo acontecido en el campamento del EPP.

El fiscal Federico Delfino, quien encabeza la investigación de la muerte de dos niñas, ocurrido el pasado miércoles durante un enfrentamiento armado entre integrantes del Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y efectivos de la Fuerza de Tarea Conjunta en Yby Yaú, dijo ayer a ABC que la niña fallecida que dio positivo en la prueba de nitritos y nitratos, aparentemente estaba en un puesto de guardia y habría efectuado disparos con una pistola 9 milímetros, cuando se produjo la refriega. En cuanto a la otra pequeña, se especula que habría muerto en medio del tiroteo.

El agente del Ministerio Público reveló también que solicitó a la fiscal general del Estado, Sandra Quiñónez, el refuerzo de sus colegas de Crimen Organizado, los agentes Marcelo Pecci y Alicia Sapriza, además de exministro del Interior y ahora fiscal Lorenzo Lezcano, para investigar con más profundidad los incidentes ocurridos en el campamento del EPP que fue localizado en Yby Yaú, este del departamento de Concepción.

Indagarán presencia de niños

La titular del Ministerio Público conformó otro equipo de trabajo que tendrá a su cargo la indagación sobre la utilización de niños y niñas en actividades criminales, indicaron ayer fuentes fiscales.

Dicha investigación estará a cargo de las agentes Carina Sánchez, María Isabel Arnold, Natalia Acevedo y Claudia Morys.

Fuentes de la Fiscalía indicaron que en nuestro país el grupo criminal EPP socava la dignidad y garantías fundamentales al obligar a niños y niñas a permanecer y a participar en actos criminales, una de las peores formas de explotación y exponerlos en una condición de innegable gravedad por la naturaleza de los derechos que se encuentran afectados.