Concejal denuncia a periodista por supuesta persecución

JESÚS DE TAVARANGUE, Itapúa. El concejal municipal de este distrito Mario Rubén Ferreira Alegre (FG) denunció por un supuesto hecho de persecución y bloqueo de camino al periodista del medio audiovisual Jorge Jarmoluk, director de un canal de video cable de la ciudad de Bella Vista. El comunicador calificó de “absurda” la denuncia.

Jorge Jarmoluk, periodista denunciado.
Jorge Jarmoluk, periodista denunciado.Gentileza

Según la denuncia presentada en la comisaría local, el concejal Ferreira circulaba a bordo de su vehículo por la zona urbana del distrito, cuando fue interceptado por una camioneta VW Amarok con vidrios polarizados, chapa BFF-145, y lo siguieron por unas 10 cuadras.

Atendiendo a la actitud sospechosa de los ocupantes de la camioneta, refiere el denunciante, aceleró la marcha, pero la camioneta intentó nuevamente cerrarle el paso, por lo que huyó para refugiarse en la comisaría, hasta donde llegaron sus perseguidores tras él.

El concejal identificó a sus supuestos perseguidores como Jorge Jarmoluk, Denis Romero y Nicolás Fernández, todos periodistas del canal Cadena Sur. Sostuvo que los mismos actuaron de manera agresiva, y violaron la ley de libre circulación de las personas en la vía pública.

El director de Cadena Sur, por su parte, calificó como “absurdo” y un “disparate” la denuncia del concejal. “El edil nos conoce a todos, conoce el vehículo, que tiene un distintivo, además, minutos antes estuvimos en la Municipalidad, hablamos con el encargado de seguridad y preguntamos por el concejal, diciendo que necesitábamos hacer una entrevista”, señaló.

Añadió que fueron hasta la comuna para tratar de cotejar denuncias de vecinos sobre el cierre por presuntos casos de covid-19 resuelto por la autoridades comunales, que alegan es una cortina de humo para desviar la atención por la denuncias de irregularidades administrativas en el municipio.

“Decidimos ir hasta la casa del intendente, y en el camino nos cruzamos con el concejal, que aparentemente volvía de allá. Me encosté, abrí la ventanilla y le hice señas para que pare, pero siguió de largo. Vimos que se dirigía hacia la comisaría, y lo seguimos hasta ahí, cuando bajamos nos comenzó a gritar que le quisimos secuestrar, que le cerramos el camino, y sus expresiones no tienen nada que ver con la realidad. Es una excusa para eludir una requisitoria periodística”, afirmó.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD