Millones a cuentas personales

El canelazo es una típica bebida colombiana con aguardiente, azúcar y canela que se toma para combatir el frío y hacia las fiestas navideñas, sobre todo en Bogotá. Canelazo es también el nombre de un caballo de carreras que tuvo el matrimonio Leoz-Pérez y es también una empresa de portafolio que registraron el 4 de julio del 2007 en Bahamas con el nombre de Canelazo Limited, bajo el paraguas del Cititrust Bahamas Limited, subsidiaria del Citibank.

María Clemencia Pérez aparece con su caballo “Canelazo”, el mismo nombre de su offshore.
María Clemencia Pérez aparece con su caballo “Canelazo”, el mismo nombre de su offshore.Archivo, ABC Color

Ese mismo día 4 de julio del 2007 abrieron una segunda empresa; si la primera tenía sabor a Colombia, el país de María Clemencia Pérez de Leoz, la segunda tuvo el sesgo paraguayo de Nicolás Leoz: Mandio Limited. Por abrir ambas empresas pagaron apenas 720 dólares bahameños y de esta forma una módica empresa domiciliada en Nassau, capital de Bahamas, pasó a ser pantalla de una cuenta bancaria de millones de dólares del matrimonio Leoz Pérez.

El miércoles 27 de mayo del 2015 titulares de todo el mundo anunciaron el operativo de la fiscalía de los EE.UU., el arresto de seis dirigentes de la FIFA y la orden de captura de Nicolás Leoz, que estaba en Asunción. Los cargos: organización criminal, fraude masivo y lavado de dinero, entre otros.

Apenas 19 días después, el 15 de junio, Nicolás Leoz abrió una cuenta en el banco Continental a la cual terminó transfiriendo toda la fortuna que estaba a cuenta de Canelazo en el extranjero.

En agosto, setiembre y octubre de ese mismo año repatriaron la friolera de US$ 27.366.819,33. Para el retorno del dinero usaron al Citibank de New York y al Wells Fargo Advisor LLC y el banco local reportó que el dinero de la cuenta abierta en Paraguay era fruto de la cancelación de una cuenta de fideicomiso en el Citibank de Bahamas.

Cuentas en Paraguay

Recién CUATRO meses después del escándalo conocido como Fifagate, SEPRELAD presentó su primer reporte a la Fiscalía sobre protagonistas que a nivel internacional ya tenían orden de captura y hasta pedido de extradición; Napout y Leoz estaban siendo acusados de hechos penalmente sancionados en otras jurisdicciones.

El entonces fiscal adjunto de la Unidad de lucha contra Delitos Económicos, Federico Espinoza, recibió más de 61 páginas el 18 de setiembre del 2015. Aun así, el caso no avanzó.

Fiscalía supo entonces que el matrimonio Leoz Pérez tenía al menos unas 30 cuentas bancarias en cinco bancos: dos en Atlas (CDA dólares y guaraníes), cinco en BBVA (CDA dólares y guaraníes además de ahorros), ocho en Banco do Brasil (Cuentas corrientes en guaraníes y en dólares, cajas de ahorros en dólares), 13 en Itaú y dos en Regional.

Si bien el primer reporte no incluyó las cuentas en el ex banco Amambay (actual Basa, grupo Cartes), un informe de junio del 2018 confirmó que tras los escándalos del Fifagate y la orden de captura, a partir de agosto del 2015 el matrimonio también aperturó tres nuevas cuentas (en guaraníes y en dólares) en dicho banco.

Todos los bancos locales cooperaron ante el pedido de las autoridades; el Banco Do Brasil se negaba a entregar las documentaciones y luego se supo que funcionaba en el mismo edificio de Leoz.

De las 33 cuentas, casi la mitad eran en forma conjunta del matrimonio Leoz Pérez, dos eran solo de Nicolás Leoz, y al menos 11 solo de la señora Pérez.

Del total, solo dos fueron identificadas como cuentas de Leoz con las hijas de su primer matrimonio.

lea también:

Un matrimonio rentable por obra y plata de Conmebol

Dirigentes y empresarios reportados

Directo de cuenta de la CSF

Volaban al extranjero

El dinero que venía de afuera

No tuvo conocimiento

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD