Denuncian que sacaron a un detenido de comisaría para amedrentarlo, con venia policial

EMBOSCADA. Familiares de Enrique David Benítez (21), quien se encuentra detenido en la Comisaría de Emboscada, imputado por un caso de hurto agravado, denunciaron que el mismo fue sacado de su lugar de reclusión para ser llevado a otro sitio, donde presuntamente lo amenazaron con armas de fuego y lo torturaron psicológicamente para que confiese sobre un hecho de robo de varillas. Responsables tanto de la Policía como de la empresa de seguridad en la que trabajaba Benítez admitieron haber sacado al hombre de su celda para que de datos, pero negaron el supuesto amedrentamiento y tortura.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/YHGBN2RW45AIJIWU2S6AZFW7PY.jpeg
Desiré Cabrera, corresponsal.

La hermana del detenido Maria Soledad Benítez y su amigo Junior Insfrán manifestaron que aproximadamente a las 16:30 se presentó en la comisaría el expatrón de Benítez, dueño de la Empresa de Seguridad Escorpión y junto con otras personas, lo llevaron hacia la Penitenciaría de Emboscada y un barrio denominado Sol de América, donde -según la denuncia- fue coaccionado y amenazado de muerte, diciéndole específicamente que sería degollado apenas ingrese a la Penitenciaría.

En la Comisaría de Emboscada se labró un acta donde dice que el detenido salió con agentes de policía al mando del Oficial Carlos Gómez, Subjefe de la dependencia. Benítez se encuentra detenido en el marco de la investigación por hurto agravado de varillas y metales que causaron un supuesto perjuicio patrimonial de G. 25 millones al Consorcio Cordillera, ocurrido el fin de semana pasado y que fuera denunciado el lunes 11.

Junto a él están detenidos Diego Escobar y Adolfino Gómez. Los tres se desempeñaban como guardias de seguridad de la Empresa Escorpión, que custodiaba los bienes de la empresa mencionada. Los mismos trabajaban en el lugar desde hace menos de un mes, según señalaron.

El Fiscal Carlos Maldonado imputó a los procesados en menos de 24 horas, pero deslindo toda responsabilidad del presunto procedimiento realizado hoy. El agente de Ministerio Público sostuvo que jamás autorizaría que un detenido sea sacado de su lugar de reclusión bajo ninguna circunstancia, sin la presencia de su abogado defensor.

Por su parte el Subjefe de la Cria, Carlos Gómez dijo que hubo un mal entendido con el fiscal, admitiendo que se equivoco al sacar al detenido y llevarlo en compañía del jefe de la empresa Escorpión para que ayude en la investigación. Cuando se le preguntó porque permitió que una persona ajena a la policía y al Ministerio Público lo acompañase en el procedimiento, dijo que se equivoco. Aunque manifestó que no escucho ninguna amenaza hacia el detenido.

El Abog. Matias Candia, defensor de David Benítez, manifestó que mañana presentará una denuncia en contra de los policías y todas las personas que participaron del irregular procedimiento, por coacción, amenaza y otros delitos.

Por su parte en comunicación telefónica con Domingo Augusto Berino, quien dijo ser uno de los representantes de la empresa Escorpión, admitió que ellos mismos realizaron los trabajos de investigación para identificar el camión en que se transportaron las varillas robadas. Dijo que tanto él como el gerente de la empresa, Joaquín Villalba acompañaron a la patrullera que sacó al detenido David Benítez para que identifique el rodado.

Negó categóricamente que tanto él como el gerente Villalba hayan amenazado a su exfuncionario o haberlo torturado como denunciaron familiares y abogados del mismo. Aseveró que tienen filmaciones y audios que implican a los detenidos, por lo cual no tienen necesidad de coaccionar a nadie.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD