En 2020 hubo US$ 331 millones para invertir en escuelas que se caen

A días del inicio de clases, escuelas oficiales de todo el país se caen a pedazos. Empero en 2020, sumados los royalties y Fonacide entregados a gobernaciones y municipios y los fondos del MEC, hubo US$ 331 millones para obras.

info
info

Para el 2 de marzo se anuncia el inicio de las clases en escuelas y colegios oficiales. Los padres pueden elegir hasta el 20 de febrero entre la educación virtual o la modalidad híbrida, en parte presencial y en parte virtual. El Ministerio de Educación (MEC) insta a que en las zonas rurales y las más vulnerables de regiones urbanas, los alumnos vuelvan a las aulas, pero la mayoría de estas instituciones educativas necesitan urgentes refacciones. Hay techos con goteras y termitas, paredes resquebrajadas, letrinas y sanitarios rotos; además faltan agua, sillas y pupitres.

La situación podría haber sido distinta si durante el 2020, con la suspensión de las clases presenciales desde el 10 de marzo debido a la llegada del covid-19 al país, tanto el MEC como las gobernaciones y las municipalidades hubiesen priorizado las necesidades en infraestructura existentes en las instituciones educativas.

Según su ejecución presupuestaria, el año pasado el MEC tuvo a su disposición G. 574.020.592.519 para inversiones físicas y sólo ejecutó el 60%.

Por su parte, según el Ministerio de Hacienda, las gobernaciones del país recibieron durante todo el 2020, G. 666.802.000.000 en royalties y G. 181.735.000.000 de Fonacide. A las municipalidades se transfirieron G. 724.750.000.000 en royalties y G. 358.938.000.000 de Fonacide.

Si se tiene en cuenta que el 50% de lo recibido de Fonacide debe utilizarse por Ley en la ejecución de obras en las escuelas, y suponiéndose que los royalties también hubiesen ido en su totalidad a mejorar escuelas, entre los fondos del MEC y los de las gobernaciones y municipalidades, el año pasado hubiese habido G. 2.235.909.092.519, que representan US$ 331.245.791, disponibles para cubrir las necesidades edilicias de las instituciones educativas oficiales.

Este año, según el MEC son 450 las instituciones cuya infraestructura son un peligro para los estudiantes, por lo cual allí las clases seguirán de manera virtual. En las demás se puede adoptar el protocolo sanitario y las situaciones se pueden subsanar. Por ejemplo, se clausura un aula si es peligrosa, pero hay clases presenciales en las otras.

lea también:

El Ministerio de Salud emite consejos para la vuelta segura a clases 2021

Es riesgoso comenzar así, afirman

Techos y paredes rotos en escuela de Benjamín Aceval

Ante peligro, piden demoler las aulas

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD