Junta Municipal repudia las invasiones en Villeta

La Junta Municipal de Villeta emitió una resolución de repudio de las ocupaciones ilegales de terrenos que se registran en el distrito. Una de las más recientes afecta una vasta zona histórica de Villeta y genera crispación.

Las  carpas instaladas en la propiedad de unas 15 hectáreas de la zona histórica de Itá Ybaté.
Las carpas instaladas en la propiedad de unas 15 hectáreas de la zona histórica de Itá Ybaté.Archivo, ABC Color

VILLETA (Higinio R. Ruiz Díaz, corresponsal). La Junta Municipal de esta ciudad emitió la resolución 45/21 mediante la cual repudia las ocupaciones ilegales dentro del distrito. Un grupo de unas 800 personas ingresó el fin de semana último a una propiedad de 15 hectáreas de la compañía Itá Ybaté de este distrito, sitio en donde se libró una de las batallas más sangrientas de la campaña Pikysyry (1868) durante la Guerra Grande (1864-1870).

La propiedad ocupada cuenta con números de fincas, 4814, 4898 y 4911 y es del Ministerio de Desarrollo Social (MDS), según los datos.

La invasión del predio histórico generó crispación en la zona, debido a que los lugareños se oponen al ingreso de personas provenientes de otros distritos. Exigen que en el terreno sean asentados lugareños.

Numerosos incidentes ya se registraron desde el fin de semana. La propia Municipalidad exige la desocupación del terreno, donde los invasores talaron añosos árboles nativos, según las denuncias.

Los lugareños conformaron una comisión para cuidar el sitio con valor histórico, donde cayeron abatidos miles de soldados paraguayos durante la Guerra contra la Triple Alianza (Brasil, Argentina y Uruguay).

“La municipalidad y los vecinos venimos dialogando con las autoridades del Ministerio de Desarrollo Social para que los lugareños ocupen el sitio y así cuidar de este territorio histórico, pero el fin de semana último llegó un grupo a invadirlo en forma violenta”, expresó el intendente Teodosio Gómez (PLRA).

Agregó que el terreno aún no fue loteado para ser ocupado. Indicó que un dirigente social alienta la invasión para obtener provecho económico.

Además, numerosos ocupantes se movilizan en confortables vehículos, por lo que no son sujetos a recibir un terreno del Estado.

El miércoles último, los lugareños realizaron una marcha para exigir la desocupación del lugar y responsabilizan al ministro de Desarrollo Social, Mario Varela, de eventuales enfrentamientos atendiendo la hostilidad generada entorno a la invasión.