Investigan a empresa de neumáticos por envío de 11 toneladas de cocaína

Una empresa de neumáticos, extrañamente, surge como la que supuestamente envió de Paraguay a Bélgica una carga de 11 toneladas de cocaína, mimetizada en medio de piezas de cuero. Aduana, una vez más, guarda llamativo silencio.

LA RUTA DE LA DROGA

La colosal incautación de 10.964 kilos de cocaína se produjo entre el Viernes Santo y el Sábado Santo últimos en el puerto de Amberes, en Bélgica.

La droga iba escondida entre una carga de cuero que salió de Paraguay el 12 de febrero pasado. Coincidente y paradójicamete, fue el mismo día en que cayó otra megacarga de 16.174 kilos de cocaína “paraguaya” en el puerto de Hamburgo, en Alemania.

Los alijos que cayeron en Alemania y en Bélgica salieron del mismo puerto de Villeta, Puerto Seguro Fluvial, según los datos obtenidos.

En el caso del cargamento que cayó en Amberes hace una semana, la que figura como empresa exportadora es Neumáticos Guairá, cuya denominación oficial es N G S.A.

Esta firma pertenece al brasileño Francisco Xavier González, de 65 años, y la brasileña Vanessa Audi Machado, de 52 años, domiciliados en Pedro Juan Caballero, según registros privados.

Supuestamente, la empresa se dedica a la importación, exportación y comercialización de neumáticos, aunque esta vez envió planchas de cuero. Tiene locales en Asunción, Mariano Roque Alonso y Salto del Guairá.

De acuerdo con los documentos publicados por el diario digital argentino El Disenso, el barco que llevó las 11 toneladas de droga desde Villeta llegó al puerto de Buenos Aires el 26 de febrero pasado y volvió a zarpar dos días después. La embarcación finalmente arribó a Amberes el 2 de abril, mismo día en que fue hallada la cocaína.

El fiscal Eduardo Royg fue designado para investigar este nuevo escándalo.

En Amberes, Bélgica, ya habían caído 3.400 kilos de cocaína “paraguaya” el 26 de junio de 2020. Aquella vez, la droga fue descubierta en un contenedor que salió del Puerto Terport SA de Villeta. Ese operativo en Amberes permitió incautar otros 2.906 kilos de cocaína, el 19 de octubre pasado, cuando la SIU de la Policía Nacional halló el cargamento justo antes de que saliera otra vez del Puerto Terport SA de Villeta.

La Dirección Nacional de Aduana, como en todos los otros casos de cocaína incautada en Europa, se llamó a un silencio casi cómplice.

Su titular, Julio Fernández, dijo a ABC que “por la falta de tecnología estamos vulnerables y posiblemente haya migración de operaciones”.

Bélgica no informó del origen

Sobre el cargamento de 11 toneladas de cocaína incautadas el viernes último en el Puerto de Amberes, Bélgica, la ministra de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), Zully Rolón, dijo ayer a ABC que hasta el momento “no existe ninguna comunicación oficial sobre que ese contenedor salió de Paraguay o de que salió de Buenos Aires”.

Añadió que “igualmente solicitamos un informe que diga cuál es el contenedor que fue contaminado y las características para tomar recaudos”. Así también Rolón señaló que tras contar con la información de esta nueva incautación, ya pusieron en conocimiento del Ministerio Público para que también investiguen por su parte.

En otro momento, declaró que la Senad solicitó informes a las autoridades de Bélgica y que la Dirección Nacional de Aduanas (DNA) hizo lo mismo.

Rolón reiteró que “siempre están en contacto con sus pares de otros países”, pero que en esta ocasión la policía de Bélgica “no nos informó ni nos pidieron datos diciendo envianos datos de determinado contenedor”.

Las autoridades belgas, trabajaron por dos años para acceder al sistema cifrado de mensajería Sky ECC y mediante esta labor capturaron las 11 toneladas de cocaína y también detuvieron a 48 personas que formarían parte de la estructura narco. En las últimas seis semanas en este país ya se incautaron 27,64 toneladas de cocaína.

Compra de escáneres

Rolón adelantó que la Senad y la Aduana en forma conjunta proyectan la compra de 10 escáneres, siete de los cuales serán fijos que serán montados e instalados en puertos claves y los otros tres, serán móviles. El presidente de la República ya aprobó el plan y el llamado a licitación, nacional e internacional, se hará en días más. En ocho meses se tendrían los equipos.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD