Otorgan prisión domiciliaria al dueño de “Granja Madre” tras imputación

El juez Penal de Garantías, Nelson Romero, otorgó ayer de tarde la prisión domiciliaria a Juan Carlos Cabezudo Cuevas, detenido el viernes e imputado por el uso de dos “Granja Madre” para la producción y venta de aceite de cannabis con aparentes fines recreativos. El magistrado argumentó que el detenido tiene suficiente arraigo y considera que no hay peligro de fuga.

Juan Carlos Cabezudo Cuevas aguarda en el Juzgado de San Lorenzo el momento de la audiencia.
Juan Carlos Cabezudo Cuevas aguarda en el Juzgado de San Lorenzo el momento de la audiencia.

SAN LORENZO (Antonia Delvalle Castillo, corresponsal). Nelson Romero, juez Penal de Garantías del Departamento Central, accedió ayer de tarde a la solicitud presentada por el agente fiscal Silvio Alegre de conceder el arresto domiciliario de Juan Carlos Cabezudo Cuevas, quien se encuentra imputado por los hechos punibles de tenencia, producción y comercialización de estupefacientes.

Cabezudo había sido detenido el pasado viernes en Ñemby tras el allanamiento de las dos granjas de su propiedad, ubicadas en Luque y Areguá, respectivamente, donde cultivaba marihuana o cannabis para la fabricación de aceite de uso medicinal.

El producto era comercializado con el nombre de “Kokuesero” a un costo de G. 150.000 y G. 250.000, dependiendo de la cantidad.

De acuerdo a las investigaciones llevadas a cabo por agentes especiales de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad), el imputado, al mismo tiempo de producir el aceite de cannabis, también estaba comercializando algunas de las variedades de la droga mejoradas genéticamente para uso recreativo para sus allegados.

Las fuentes confirmaron que agentes encubiertos de la institución antidrogas habrían confirmado esta situación, tras comprar algunas dosis de la droga de una de estos puntos de producción.

A raíz de la información recabada, los agentes de la Senad solicitaron el viernes el allanamiento de ambas “Granjas Madre”, y una vez obtenida la orden judicial procedieron al cateo, con el acompañamiento de los agentes fiscales de la Unidad de Combate contra el Narcotráfico del departamento Central, Silvio Alegre y Lourdes Bobadilla.

Durante la intervención, los agentes antidrogas pudieron comprobar que Cabezudo no contaba con la autorización de la Senad ni tampoco de la Dirección Nacional de Vigilancia Sanitaria (Dinavisa) del Ministerio de Salud Pública para cultivar, procesar ni comercializar la droga ilícita. De esa manera, infringía varias normativas, tales como la Ley N° 1.340 “de drogas” y la recientemente promulgada Ley N° 6007 sobre la producción controlada de plantas de cannabis. (Más información en la página 5 de esta edición).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.