Senad reacciona contra elaboración de aceite cannábico de uso medicinal

Directivos de Granja Madre SA fueron detenidos por la Senad, en un operativo realizado el viernes último. Las “evidencias” capturadas son envases de aceite cannábico medicinal. Paraguay es el cuarto productor mundial de marihuana y no procesa derivados de uso medicinal.

En Granja Madre se cultiva cannabis y se elabora aceite medicinal artesanal.
En Granja Madre se cultiva cannabis y se elabora aceite medicinal artesanal.Archivo, ABC Color

En la mañana del viernes último, agentes de la Secretaría Nacional Antidrogas (Senad) realizaron una intervención en la sede de Granja Madre SA, ubicada en el barrio Itapuamí, Luque.

Los efectivos de la Senad detuvieron a Juan Cabezudo, directivo de Granja Madre, y a cuatro personas que trabajan en el cuidado del vivero de cannabis.

Las instalaciones de Granja Madre se encuentran en las inmediaciones de la ruta que conduce a San Bernardino, tiene carteles indicadores y funciona a plena luz del día.

Los vecinos son visitantes cotidianos de Granja Madre: personas de escasos recursos pueden retirar gratis el aceite medicinal que allí se elabora en forma artesanal.

El 80 por ciento de la producción de aceite cannábico se destina a la entrega gratuita a quienes no pueden comprar esta medicina.

Y de eso se trata el cannabis: la ciencia certificó hasta el cansancio las propiedades medicinales de la marihuana, empleada para el tratamiento de diversas dolencias que van desde el cáncer hasta afecciones dérmicas, pasando por una variedad de problemas neurológicos.

Es harto conocido el beneficio del cannabis para enfrentar problemas de dolores. La marihuana es la mejor reemplazante de la morfina, con el valor agregado de que no tiene los efectos secundarios de este producto químico.

Cuarto productor mundial

Paraguay es el cuarto productor mundial de cannabis. El primero en Sudamérica. El segundo en América, detrás de México.

En el país se tienen unas 20 mil hectáreas destinadas a su producción, exportada a Brasil, Argentina, Chile y en menor medida Uruguay.

La marihuana paraguaya es una de las mejores del mundo, pero no podemos producir absolutamente nada para el uso medicinal.

En nuestro país, el frasco de 250 ml. de aceite cannabico, para el tratamiento de epilepsia, tiene un costo de 1.800.000 guaraníes; el producto tiene subsidio del Estado.

¿Por qué importarlo de Estados Unidos si aquí somos el cuarto productor mundial?

Uruguay autorizó la fabricación de aceite cannábico artesanal.

En Paraguay, el Ministerio de Salud y la Senad sostienen que el principio activo del cannabis “es un producto de difícil extracción” tal como señalaron en un comunicado conjunto el 11 de setiembre pasado.

Si los uruguayos pueden hacerlo, ¿por qué no podríamos hacerlo nosotros?

El problema es que Granja Madre demostró que sí es posible elaborar aceite medicinal de buena calidad, a un precio accesible.

Senad demostró su estrepitoso fracaso en combatir el tráfico ilegal de marihuana, prueba de ello es que se tienen 20 mil hectáreas.

No hay forma de justificar la prohibición de elaborar aceite medicinal.

Es una cuestión de justicia y solidaridad con quienes necesitan este medicamento permitir su producción.

roque@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.