Con lágrimas de frustración, gestantes peregrinaron tras vacunas anticovid

La inmunización de embarazadas se inició ayer en medio de incontables quejas por la deficiente y cambiante comunicación de Salud Pública. Las gestantes debieron peregrinar por hospitales y además esperar horas para recibir el biológico.

Ante la confusión, algunos hospitales habilitaron ayer la vacunación para las gestantes que cumplían con los requisitos.
Ante la confusión, algunos hospitales habilitaron ayer la vacunación para las gestantes que cumplían con los requisitos.Archivo, ABC Color

Impotentes por la situación, muchas embarazadas que se acercaron ayer hasta los vacunatorios habilitados por el Ministerio de Salud Pública (MSP), para ser inmunizadas contra el covid-19, se vieron en la penosa situación de tener que implorar con lágrimas de frustración acceder al biológico.

Esta situación se vivió luego de que Salud Pública –comunicara el martes muy entrada la noche– que la inoculación de este grupo se daría por terminación de cédula de identidad en Asunción y Central solo para las embarazadas que son personal de salud, en tanto que las gestantes en general, con más de 20 semanas y algún factor de riesgo, sería exclusivamente por agendamiento.

A esta situación se sumó la falta de vacunas, ya que muchos de los sitios anunciados como puestos de vacunación todavía no disponían ayer de las dosis, ocasionando así que las gestantes peregrinaran por varios hospitales y sanatorios.

Ese fue el caso de Zulma Jara y otras embarazadas, que tras pasar por el Materno de Loma Pytã, el Sanatorio La Costa y también el Migone, finalmente lograron ser inmunizadas en el Hospital Materno Infantil San Pablo, donde se decidió liberar la vacuna solo en la víspera.

La misma situación se dio en el Materno de Trinidad, que luego de los reclamos y críticas decidieron inmunizar a todas las embarazadas que estaban aguardando y cumplían con los requisitos exigidos, dejando así de lado (solo por ayer) el agendamiento obligatorio.

Segunda dosis

La aplicación de la segunda dosis de Sputnik V también es una de las constantes quejas que se recibe en los últimos días, pues en una primera etapa la aplicación entre dosis era de 21 días, en tanto que actualmente, es de tres meses.

Al respecto, el ministro de Salud, doctor Julio Borba indicó primero que el segundo componente de la vacuna “estaba guardadito en el PAI” pero aclaró posteriormente este se trataría de un lote muy pequeño que le corresponde a los vacunados con Sputnik V antes del 18 de mayo, ya que a partir de esa fecha se aplican los tres meses de espera entre la primera y segunda dosis.

Según comunicó la corresponsal de ABC, Antonia Delvalle, similar situación se generó en los vacunatorios de Central, donde los constantes cambios en el delineamiento y la falta de comunicación asertiva con tiempo, generó incontables quejas.

Otro de los reclamos fue la falta de tarjetas de vacunación tanto para covid como influenza, ya que muchos recibieron apenas una fotocopia, que obviamente no tendría valor internacional.