Critican que restricciones siguen sin considerar las nuevas necesidades

Ante la decisión del Ejecutivo de mantener hasta el 12 de julio próximo las restricciones sanitarias, varios empresarios criticaron que las mismas no se adaptan a las necesidades presentes e inclusive denuncian discriminiciones que solo favorecen a los propietaros de buses de pasajeros.

El sector gastronómicos sacó sus mesas y sillas  para recibir a la gente, sin embargo, ante el clima fresco, las calles  se vieron vacías. Empresarios consideraron que la decisión del Ejecutivo de no adecuar las flexibilizaciones, no se adecua  a su realidad.
El sector gastronómicos sacó sus mesas y sillas para recibir a la gente, sin embargo, ante el clima fresco, las calles se vieron vacías. Empresarios consideraron que la decisión del Ejecutivo de no adecuar las flexibilizaciones, no se adecua a su realidad.

El presidente de la República, Mario Abdo Benítez, a través del decreto Nº 5561, extendió la vigencia de las medidas sanitarias contra el coronavirus en todo el territorio nacional hasta el 12 de julio, pero no incluye disposiciones que incorporen las nuevas condiciones.

En efecto, solo mantiene la libre circulación de 5:00 a 23:59, que los comercios puedan operar bajo el régimen de cuadrillas y con ambientes ventilados, etc..

El representante de la Asociación de Empresas Paraguayas Proveedoras para Eventos (Aseppe), Cristian Lozano, dijo que crean una falsa expectativa al sostener que se avanza hacia una reactivación económica al no endurecer las medidas.

“A nosotros no nos sirve, porque en un fin de semana como este, quién se queda al aire libre. Entonces se cancelan los eventos y otras salidas”, explicó.

Agregó que esa situación ya fue planteada a las autoridades sanitarias, inclusive con una propuesta de solución, que se les permita trabajar en salones con espacios suficiente para que las personas se encuentren distanciada unas de otras, pero de igual manera se les rechazó. Indicó que hasta se propuso realizar actividades sociales luego de test rápido a la gente que participaría, y comprobar su funcionamiento con un experimento.

“Nos pusimos a disposición para comprobar de forma científica, como en otros países, la posibilidad de hacer test rápidos para participar de eventos sociales. Un mes después nos respondieron que no”, dijo.

“Las autoridades nos tratan como si no entendiéramos razones, que somos chicos del kinder, cuando en realidad somos los que cumplen con los impuestos, clave para tener recursos públicos y funcione el aparato estatal”, dijo y enfatizó que el trabajo permite dar de comer a miles de paraguayos.

Sólo este gremio tiene 1500 compañías registradas y si cada una cuenta con un promedio de 10 empleados, son más de 15.000 trabajadores los afectados.

“No nos permiten trabajar, pero sus campañas políticas son eventos, somos necesarios para los partidos políticos. De hecho, son nuestros impuestos lo que reciben como subsidios esas nucleaciones, pero hacen la vista gorda y no atienden nuestras penurias”, insistió.

Además criticó que según el discurso del presidente brindan asistencia para compensar los perjuicios que causan las prohibiciones, pero en realidad son de muy difícil acceso, por lo que no hay “oxígeno” a sus economías.

“Prometieron refinanciaciones de nuestras deudas con el Banco Nacional de Fomento. De 50 solicitudes aprueban cuatro o cinco, tampoco accedemos a beneficios del Crédito Agrícola de Habilitación y es muy burocrático el Instituto de Previsión Social para lograr la flexibilización del aporte obrero patronal”, explicó.

Reiteró que los sectores más afectados son el gastronómicos, turismo y de eventos, el primero pudo, de cierta manera, funcionar al salir a las calles, el otro, con los viajes para vacunarse en el extranjero, mientras que los de eventos no tuvieron alternativa.

Eugenio Caje, vocero de la Asociación de Importadores y Comerciantes del Paraguay, señaló que las tiendas pueden trabajar dentro del horario establecido por el Ejecutivo, sin embargo no es así con los bodegueros, quienes son aliados estratégicos del gremio. “Los propietarios de bodegas están sin las facilidades necesarias para operar con la normalidad. Deseamos que se pueda realmente flexibilizar y se pueda avanzar en la reactivación económica”, expresó.

Añadió que para poder aspirar a un mayor dinamismo económico son indispensables las vacunas y los insumos médicos para atención de los pacientes. Exhortó al presidente de la República que agilice la aplicaciones de las dosis contra el coronavirus.

Estado complaciente

Por su parte, el presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay, Oliver Gayet, indicó que el sector había pedido, una vez más, una extensión horaria para atender a sus clientes en sus locales, cumpliendo las disposiciones sanitarias, pero nuevamente no se les concedió. “Entendemos que la decisión obedece a la cifra de contagios registrados actualmente, pero consideramos que los locales gastronómicos cumplen con todas las indicaciones y no representaría peligro”, dijo.

Consideró que es injusto el hecho de las medidas aplicadas a los comercios, y que afecta a los gastronómicos, mientras que en contrapartida, se observan aglomeración en los colectivos. “Si bien el transporte público es un servicio básico, vemos que en otros países se respeta la distancia y otras indicaciones sanitarias para que no sea foco de contagios”, mencionó.

Recientemente, el director de Transporte de Montevideo (Uruguay), Gonzalo Marquez, comentó a ABC que en abril se registraba una demanda de usuarios en un 20% y que la operativa de los buses era en un 65%, con el objetivo de garantizar el traslado de personas y la distancia para evitar contagios. Añadió que realizan chequeos aleatorios para controlar si los transportistas realizan las desinfecciones obligatorias.