Joven madre dio a luz en una patrullera en Trinidad

Una joven dio a luz en el interior de una patrullera de la Comisaría 12° Metropolitana esta mañana. Según el reporte policial, la mujer fue socorrida por los uniformados y, pese a que llegaron al Materno Infantil del barrio Trinidad de Asunción, no pudo ingresar a tiempo a una sala del hospital, por lo que tuvo a su bebé en el vehículo.

La joven dio a luz en la patrulla de la Policía y fue asistida posteriormente por el personal de salud del Materno de Trinidad.
La joven dio a luz en la patrulla de la Policía y fue asistida posteriormente por el personal de salud del Materno de Trinidad.

Esta mañana, a las 09:30 aproximadamente, los agentes de la Comisaría 12° Metropolitana suboficial ayudante Gustavo Hermosilla y el suboficial superior Nery Caballero se encontraban realizando una patrulla preventiva en el barrio Santísima Trinidad de Asunción cuando recibieron –mediante el sistema 911- un pedido de traslado de urgencia por parte de una embarazada que estaba con contracciones.

“Nosotros recibimos una llamada del 911, a eso de las 09:30 aproximadamente, de un pedido de ambulancia. Una vez que llegamos al lugar le encontramos a una parturienta, que nos dijo que estaba por dar a luz. Como era algo de urgencia le pusimos en el asiento trasero y le llevamos al centro Materno de Trinidad”, relató el subofcial Hermosilla.

Seguidamente, el uniformado contó que “cuando nos estacionamos frente a la entrada de Urgencias del hospital la mujer ya no aguantó y dio a luz. Ahí ya fue asistida por el personal de blanco. Justo solicitamos una silla de ruedas, pero cuando vino la enfermera el bebé ya había nacido”.

Agregó que la nueva mamá durante todo el camino ya comentaba que se encontraba en pleno trabajo de parto, por lo que junto al suboficial Caballero, quien conducía la patrullera, apuraron el paso para llegar lo más rápido posible al Hospital Materno Infantil de Santísima Trinidad. “Hicimos lo posible para llegar lo antes posible”, expresó.

El suboficial Hermosilla comentó que fue la primera vez que vivió una experiencia de este tipo desde que es parte de la Policía Nacional. Al respecto refirió que fue un momento “angustiante” por lo que implicó tratar de llegar lo antes posible a un centro asistencial, pero refirió que por suerte” la historia tuvo un final feliz.

La joven madre se llama Librada Araceli Gavilán Saucedo. Tiene 18 años y reside en el barrio Trinidad de la Capital.