“Los que manejan las cuentas del país son los mayores creadores de pobreza”

En la práctica, el Paraguay no está muy lejos del populismo enfermizo de Argentina y Venezuela. Sus políticos son como enmascarados que se reparten el presupuesto nacional como un botín tal como lo están haciendo en estos días en el Congreso, y después mienten alevosamente apareciendo como “carmelitas descalzas” para justificar sus trapisondas. Son reflexiones que desgrana con crudeza en esta entrevista el analista doctor Angel Devaca Pavón, decano de la Facultad de Ciencias Económicas Administrativas y Contables de la Universidad Católica “Nuestra Señora de la Asunción” (UC).

El analista Dr. Angel Devaca Pavón, decano de la Facultad de Ciencias Económicas Administrativas y Contables de la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción".
El analista Dr. Angel Devaca Pavón, decano de la Facultad de Ciencias Económicas Administrativas y Contables de la Universidad Católica "Nuestra Señora de la Asunción".VIRGILIO VERA

- ¿Cómo ve usted este proyecto de presupuesto general de gastos de la nación que ya tiene tantos detractores?

- El presupuesto es uno de los indicadores que con el PIB (Producto Interno Bruto) nos orientan sobre el comportamiento global de la macroeconomía en el corto plazo. Nos da el diagnóstico social que tendremos el próximo año. Lo que están haciendo en el Parlamento en estos días, claramente, es un maquillaje presupuestario porque están inflando los ingresos y redireccionando los gastos. La generación de ingresos se produce con el trabajo efectivo rentable de los ciudadanos contribuyentes. La función del Estado es prestar los servicios necesarios con esas contribuciones, no para agencia de empleos como usan sus administradores. Infelizmente, así como están las cosas todo indica que el desempleo, la pobreza, la inseguridad, la marginalidad y la economía informal irán en aumento.

- Dicen que fue otro año perdido para reducir el gasto público.

- Pienso que somos un pueblo anestesiado. Nos venden caramelitos con eso del discurso del Vicepresidente de la República (Hugo Velázquez, precandidato presidencial) cuando nos prometieron el oro y el moro a cambio de darles 1.600 millones de dólares que al final fueron 2.000 millones y nos prometieron a cambio una reforma del Estado y una mejora del gasto público.

- ¿Son unos mentirosos, como decía el Papa?

- Nos encerraron en nuestras casas haciéndonos tener miedo de la pandemia. Mientras tanto hicieron un festín con el dinero público. Una porción importante se fue a parar a las alforjas de los de por sí privilegiados funcionarios públicos. Ellos percibieron sus salarios al 100% sin trabajar por espacio de casi dos años. En contraste, en el sector privado se produjeron despidos masivos. Los que tuvieron más suerte percibieron la mitad de su salario. A los informales en cambio, que no contribuyen con el fisco pero forman parte de su clientela política, les inventaron un subsidio de 500 mil guaraníes, un cuarto del salario mínimo, una ofensa. Nos durmieron además con 1.600 millones de dólares de nuevas deudas con la historia de la compra de vacunas, pero solo nos vacunamos con donaciones. El covid-19 se paseó por el país y se cobró más de 16 mil vidas. En el año más crítico, cuando ni oxígeno teníamos, al Ministerio de Salud solo le asignaron originalmente US$ 514 millones y solo usó US$ 90 millones. Ahora piden más préstamos para otros groseros despilfarros. Después nos tratan de pillos y peajeros, ¿y qué son ellos?

- Se habla de una repartija en el fondo, en pleno año electoral.

- Esta semana vimos la repartija alegre del dinero de los contribuyentes de Asunción a favor de esa legión de funcionarios que superpoblan la Municipalidad, mientras seguimos soportando el fuerte olor de (el negociado de) los “detergentes franceses” y nadie se anima en hacer justicia. Los políticos avivados conocen bien el terreno de la transa. No tienen miedo porque gozan de impunidad. Están creando nuevos cargos para el 2022. Escuché más de 350 mil salarios públicos para una población de tan solo un poco más de 7 millones.

- La inflación comenzó a moverse en el tablero, algo que no pasaba desde hace tiempo...

- ¡Cuidado con la tendencia de nuestra inflación! Creo que no estamos lejos del populismo enfermizo de Argentina y Venezuela, solo que el nuestro se centra en un segmento de partidos del gobierno y de algunos opositores aliados a los líderes oficialistas. Acuérdese que Venezuela tenía una de las mayores reservas petroleras del mundo cuando (Hugo) Chávez asumió y su sucesor, Nicolás Maduro, terminó de destruir la economía obligando a millones de sus compatriotas a emigrar hasta el día de hoy por toda América. Algo parecido ocurrió con Argentina, uno de los mayores productores de carne donde hoy ese alimento es un lujo. En economía no hay secretos. El origen de la miseria es el desmedido gasto público, la impresión descontrolada de dinero, la inflación, la deuda externa. Los políticos que manejan las cuentas del país son los mayores creadores de pobreza.

- Ahora todo se carga a la pandemia.

- Pueden decir que es consecuencia de la pandemia, es una buena excusa. Si nuestros administradores hubieran actuado con transparencia y honestidad en la pandemia, no hubiéramos perdido las oportunidades que nos brindó la fuerte inversión que se hizo con su secuela de altísimo endeudamiento.

- De US$ 5.000 millones de deuda ya traspasamos los US$ 13 mil millones. De 18% del PIB trepamos a 35%.

- ¡Fíjese cómo disparó! Con el agravante de que la economía subterránea cada vez crece más. En ABC leí que movilizó nada menos que el 46,2% del PIB el año pasado. Yo me pregunto si acaso nuestras autoridades no viven la realidad o no les interesa. Lo más grave es que no se vislumbra solución ni a mediano plazo.

- ¿Es muy pasiva nuestra gente o está conforme?

- Hay una natural actitud pasiva. La dictadura, de hecho, nos preparó para estas actitudes contemplativas. En la dictadura, en la Universidad Nacional (de Asunción) solo podían estudiar aquellos que tenían la bendición del “padre de la juventud estudiosa”.

- La UNA estaba llena de “monos”.

- Y bueno, los que no accedían por sus “méritos” partidarios podían procurar suerte en la única universidad privada que estaba permitida por el régimen, la (Universidad) Católica.

- ¿En qué puede ayudar hoy la Universidad para ordenar las cuentas públicas?

- La academia debería tener un papel preponderante para devolver credibilidad al manejo de la administración del Estado. Mientras eso no ocurra solo seguiremos escuchando la aprobación de un presupuesto general de gastos copiado de años anteriores sin ninguna revisión de los despilfarros que se autoadjudican cada año los políticos para alimentar su clientela. Nos están preparando de nuevo para seguir en la inercia de la mediocridad en el 2022. No les importa sacrificar recursos de sectores fundamentales como el Fondo para la Excelencia de la Educación y la Investigación el Fondo Nacional de Inversión Pública y Desarrollo. Hacen un redireccionamiento de 35.8 millones de dólares hacia gastos rígidos y para alimentar a los partidos políticos. De esa forma aseguran los fondos para el voto cautivo por el año electoral que se avecina.

- Están los escándalos en las gobernaciones.

- Los gobiernos regionales viven en permanente carnaval. Claro, les chorrea dinero sin ningún esfuerzo y sin necesidad de rendir cuentas a nadie. Se adjudican G. 100 mil millones para alimento escolar e inversión en infraestructura, un rubro para repartirse entre ellos...

- ¿Será cierto que la alimentación escolar es una comilona? Es un nuevo rubro que incluyeron hace poco.

- Es vergonzoso como simulan ante la Contraloría (General de la República). Ponen lo que quieren. En Central hicieron hasta un atropello a la inteligencia. En plena pandemia con encierro total inauguraron un gimnasio (sonríe). Es una burla. La falta de seriedad se grafica con ese debate de parlamentarios -que aparte ganan bastante bien- sobre el vestido de una dignataria visitante, o de ese que quiso llamar la atención poniéndose por la cabeza un anatómico, cuando deberían desgañitarse, día y noche si es posible, por nuevas leyes que promuevan el desarrollo y la prosperidad.

- También aprobaron nuevos subsidios.

- El gobierno no tiene porqué subsidiar nada. En la práctica es un despojo a los que contribuyen con el fisco. Detrás de cada subsidio miserable se endeuda a la nación a niveles exorbitantes. Lo que no se cuenta es que los administradores se llenan los bolsillos con el vueltito que les queda en caja.

- ¿Qué debe hacer el Gobierno entonces?

- Reducir a la mitad la cantidad de personal, pagar bien por competencia a los que se merecen...

- Algunos políticos predican sin embargo que este país no está preparado para premiar la meritocracia, porque hay mucha desigualdad.

- Conozco profesionales de altísima capacidad que ganan salario de principiante, mientras aquellos con padrinos tienen salario de primer mundo y no hacen nada. No hay que escudriñar mucho en cada institución del Estado para comprobarlo. Después aparecen como Carmelitas Descalzas ante el público. En la práctica no son más que enmascarados repartiéndose el botín. Si es por meritocracia, en Finlandia solo 10% de los graduados de la escuela secundaria con los mejores promedios pueden aspirar a la carrera universitaria de maestros. Los docentes necesitan por lo menos un grado de licenciatura para poder ser maestros de jardín de infantes, y una maestría para poder enseñar en primer grado. Se premia la calidad educativa. Alemania es otro ejemplo de la inversión en educación. A la larga sale más barato y más útil, dice Angela Merkel.

- La diferencia aquí es que los docentes hacen huelga todo el año y tienen aumento, aunque con la pandemia no necesitaron esforzarse tanto.

- En otros países la meritocracia se paga bien. En nuestro país en los últimos años, el único sector que ha tenido incrementos sustanciales, alrededor de 80%, son los maestros, pero no es gracias a los títulos de posgraduación ni porque tienen el título académico máximo de doctor, sino porque extorsionan con huelgas violentas y provocan una inseguridad sin límites hasta conseguir lo que exigen, total, ¿quién se va a acordar de los contribuyentes que colaboran mensualmente con el fisco so pena de ser multados?

- El riesgo es que los que pagan impuestos se pueden hartar y patear el tablero, como pasó en otros países.

- Nuestro país necesita con urgencia que los fondos privilegien la educación para salir de este letargo y se aprovechen las oportunidades que nos ofrece la coyuntura económica de la región, en la que estamos mejor que los vecinos.

- El problema es la falta de justicia, de seguridad jurídica. El ambiente alienta la economía informal.

- Vivimos en una sociedad selectiva. Nuestras autoridades permiten todo: un estadio de fútbol lleno, concentraciones políticas multitudinarias sin prohibición alguna y, contradictoriamente, emiten decretos poniendo condiciones para asistir a la Fiesta Nacional de Caacupé. Anuncian que las misas serán rigurosamente controladas pero las fiestas privadas no; en fin no terminaríamos nunca si vamos a citar la mitad de tantos casos de discriminación. Los políticos que manejan las cuentas del país son los mayores creadores de pobreza.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.