Kike Nogués contraataca y querella a Chilavert

El empresario y dirigente deportivo Enrique “Kike” Nogués querelló por calumnia y difamación al exaquero de la selección nacional José Luis Chilavert, quien accionó contra el mismo recientemente por difamación, calumnia e injuria. Es a raíz de declaraciones realizadas por el futbolista a la prensa, divulgadas el 15 de julio pasado.

Los abogados Javier Llano y Alejandro Fernández, con el empresario Enrique Nogués en tribunales.
Los abogados Javier Llano y Alejandro Fernández, con el empresario Enrique Nogués en tribunales.GENTILEZA

“Convengamos que Kike Nogués es un felpudo, íntimo amigo del clan Domínguez. Kike Nogués siempre fue un empresario bufarrón, le soplaba la nuca al hijo de Stroessner y se enriquecieron a costillas de la dictadura de Stroessner”, declaró Chilavert al diario Extra y a las radio Ñandutí y Rock and Pop, posteriormente replicadas en otros medios del interior del país.

La acción, presentada por los abogados Alejandro Fernández y Javier Llano, afirma que las afirmaciones de Chilavert no tienen el mínimo sustento fáctico y tienen el sólo objeto de lesionar el honor de Nogués. Asimismo, resalta que nunca obtuvo rédito de la supuesta amistad con Stroessner, no se vio beneficiado con licitaciones o contratos con el Estado.

“Debemos establecer que estas declaraciones arteras y calumniosas que faltan a la verdad, lesionan claramente el honor y la reputación de un respetado empresario de éxito y conocido dirigente de fútbol durante muchos años”, señala la acción, al resaltar que Nogués se dedicó a la actividad privada, como fundador y socio de empresas de éxito como Lienzo del Paraguay SA, Sanri SA, Bingopar SA, Mbaracayú SRL, TV Cable, Radio AM/FM Saltos del Guairá, Mosaicos SA entre otras firmas a lo largo de 50 años de trayectoria.

Exige composición de US$ 1 millón

Asimismo, la presentación destaca que el empresario se graduó de ingeniero en los Estados Unidos y es reconocido por su compromiso en sus círculos, siendo actualmente socio vitalicio del Club Centenario y del Club Olimpia, donde se desempeñó como tesorero de manera intachable.

“El querellado menciona un clan con una suerte de tufillo a algo negativo y menciona un supuesto enriquecimiento a costillas de la dictadura de Stroessner sin el más mínimo sustento fáctico, con la evidente intención de lesionar el honor del querellante. El señor Nogués nunca ha obtenido rédito de una supuesta amistad con la familia Stroessner, no asumió un cargo público, no se vio beneficiado con licitaciones o contratos con el Estado. Los dichos del señor José Luis Chilavert son sólo producto de una imaginación conspirativa que no obedece a la realidad de lo sucedido y de lo que el querellado, José Luis Chilavert, no tiene manera de probar lo contrario”, afirma la presentación.

Además de la pena privativa de libertad que corresponda por los delitos citados, el querellante exige una pena adicional de composición de 1 millón de dólares americanos.

Juicio está fijado para febrero

Las declaraciones realizadas por Chilavert fueron en el marco de entrevistas realizadas con relación a la querella que el mismo promovió contra Nogués, por supuesta difamación, calumnia a injuria. En esta causa, el juez penal de sentencia Darío Javier Báez fijó el juicio oral y público para el próximo 1 de febrero del 2022.

Este juicio tiene su origen en declaraciones realizadas por Nogués a medios de comunicación en julio pasado, en las que afirmó que Chilavert se apoderó de 100 mil dólares que debió repartir entre sus compañeros de la selección.

En la acción radicada con patrocinio del abogado Pedro Wilson Marinoni, además de la sanción de 3 años de pena privativa de libertad por los delitos de difamación, calumnia e injuria, Chilavert solicita al juzgado que condene a Nogués a pagar una composición de US$ 500 mil. En su presentación, precisa que esta suma deberá ser donada a una institución de beneficencia.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.