“Juan”: Fue adoptado por una pareja francesa y 30 años después buscó sus orígenes en Paraguay

El trailer muestra a un hombre surcando las calles de Asunción en una patineta. Todo es nuevo para él, aunque sabe que no es su primera vez en Paraguay, pues es la tierra en la que nació y donde fue adoptado hace más de 30 años. “Juan” es el nombre de la película que narra la historia de Jean Locqueville, quien volvió de Francia para conocer a su madre paraguaya.

Juan fue adoptado en los años 80' por una familia francesa. Después de 30 años volvió a Paraguay para conocer a su madre biológica.
Jean Locqueville fue adoptado en los años 80' por una familia francesa. Después de 30 años volvió a Paraguay para conocer a su madre biológica.Gentileza

Este martes 29 de noviembre, se proyectará en la Alianza Francesa, la película “Juan”, que narra la historia de un niño paraguayo que en los años 80, a poco de haber nacido, fue adoptado por una familia francesa.

La familia adoptiva nunca le escondió su verdadera identidad, por lo que Juan siempre supo que su madre era paraguaya. A sus 30 años, decide buscarla. Con ayuda de su prima adoptiva, Louise Heem, creadora de esta película, la buscan en las redes sociales, la encuentran y emprenden la travesía para el encuentro.

Lea más: Adopción: cambios en la historia del niño y en la ley

El 9 de octubre de 2017, casi 30 años después de la adopción, Jean llegó a Paraguay junto a Louise, para conocer a su madre. Louise documentó todo el proceso y esas imágenes son las que serán proyectadas en la película “Juan”, el martes.

Este es el trailer:

Louise Heem, intérprete y realizadora, es directora del documental “Juan”. Explicó en una entrevista que publicó en su cuenta de YouTube, que recuerda que la existencia de la madre biológica de su primo estuvo siempre presente en la familia. “Siempre me imaginé que yo iba a buscar a su madre con él, porque sabía que para él tal vez iba a ser difícil. Toda la familia siempre le habló de su mamá”, comentó.

“Cuando hicimos la búsqueda, no pensé realmente hacer la película. Solo decidí grabar todo lo que pude. Le dije a Juan que le acompañaría a Paraguay, y que si quería, haríamos una película. Él me dijo que siempre pensó también en hacer una película”.

Lea más: Estos son los requisitos para adoptar a un niño

¿Cómo fue el encuentro entre Jean y su madre?

La respuesta podremos tenerla el martes, en el lanzamiento paraguayo de esta película llena de valores y humanidad. Un dato interesante y conmovedor: Su madre se dedicó toda su vida a la cocina, y él, sin saberlo, se convirtió en chef.

“La importancia de la identidad de los adoptados”

Rosa María Ortiz, de Global Infancia, habló acerca de la importancia de asegurar la identidad de las personas adoptadas.

“Esta película cuenta el caso de Juan. No es un caso representativo de la venta de niños que hubo entre los años 90′ y 95′ en Paraguay. Si bien se trata de un caso que se hizo por las vías legales, el interés superior del niño Juan y de su madre también menor de edad no fue tenido suficientemente en cuenta. Eran otras leyes y otros tiempos, previos a la Convención de Derechos del Niño y previos a la Ley de Adopción que se aprobó en 1997 y puso fin a las adopciones internacionales. Con esta historia se puede demostrar la importancia de asegurar todos los pasos previos a la declaración de un niño en estado de adoptabilidad, de manera que la adopción sea la última medida, sea la excepción. Mantenerse parte de su familia de origen es la primera prioridad”, manifestó Ortiz.

“La madre biológica de Juan, Adriana, tenía unos 16 años cuando, en situación de criadazgo, tuvo que entregar a su bebé al Juzgado, por imposición de su patrona. Ella estaba desprotegida, a cargo de una patrona que no le garantizaba seguridad ni al niño ni a la madre. No tuvo opción”, comentó.

“Ella no quería entregarlo, pero en su situación de criada y sin nadie más al lado, tuvo que hacerlo. Tuvo a su bebé en la Cruz Roja, y allí le contó a una monja que tenía miedo de que le quitaran el bebé. Entonces la monja la acompaña a anotar al niño en el Registro Civil. Eso no fue suficiente para conservar a su hijo consigo, pero fue lo que permitió que hoy, Juan, haya podido encontrar a su madre”, afirmó.

Lea más: Ejecutivo promulgó la nueva ley de adopciones

“Más allá de que se haya hecho todo de forma ‘legal’, el trabajo técnico de la funcionaria judicial no fue el correcto. En la Cruz Roja la madre de Juan lloraba, le contó a la monja y ésta le acompañó a que le inscriba. Un día, la patrona le dice a Adriana que llevará al niño al control médico y nunca más lo devolvieron”, relató.

“Una vez que él decidió buscar a su mamá, solo tuvo que ver los documentos que tenía de su adopción y encontrar su nombre. Esa es la ventaja de tener una adopción con los datos reales de la identidad de las personas. Asegurar el derecho de los adoptados a tener acceso a sus orígenes”, alentó.

Debate tras la película

La película “Juan” será proyectada el próximo martes 29 de noviembre a las 19:30 en al Alianza Francesa, (calle Mcal. Estigarribia entre Estados Unidos y Brasil). Posteriormente, habrá un pequeño debate entre los presentes. El valor de las entradas es de G. 20.000.

Desde la organización, adelantaron que al finalizar la película, habrá un debate abierto, moderado por Enfoque Niñez, organización sin fines de lucro que promueve el derecho de los niños niñas y adolescentes del Paraguay a vivir y desarrollarse en un entorno familiar y comunitario que los proteja.

“El 20 de Noviembre se cumplieron 33 años de la aprobación de la Convención de Derechos del Niño/a. Paraguay, habiendo terminado la dictadura ese mismo año 1989, utilizó esta convención para elaborar una nueva Ley de Adopción (Ley 1136) aprobada en 1997. La misma puso fin a la venta de niños para adopciones internacionales”, resaltaron.

“Desde entonces mucho se ha avanzado, y todavía hay mucho por mejorar. De todo eso se hablará en el debate después de la película”, afirmó Ortiz.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.