Amnistía denuncia vigencia de torturas en Paraguay

Amnistía Internacional reprochó las torturas y los maltratos por parte de la Policía denunciados durante el 2010.

Amnistía emitió en la víspera un resumen sobre la situación de los derechos humanos en Paraguay en el año 2010.

El organismo se hizo eco de las numerosas denuncias de maltratos perpetrados por la Policía durante los operativos contra el Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP).

"Suscitaron gran preocupación los malos tratos, el uso excesivo de la fuerza y las irregularidades de procedimientos cometidas por la Policía durante los allanamientos y detenciones", refiere el documento.

Amnistía igualmente revela el aumento de los ataques contra los defensores de los derechos humanos en Paraguay.

DERECHOS INDÍGENAS

En el informe anual, Amnistía hace hincapié en el incumplimiento del derecho a la tierra que tienen las comunidades nativas.

"Se siguió negando a los pueblos indígenas el derecho a sus tierras tradicionales", refiere el documento.

Igualmente, el organismo cuestiona que el Estado haga caso omiso incluso a sentencias de la Corte y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, que obliga a devolver los territorios ancestrales.

"Paraguay es el único Estado incluido en el ámbito de la Corte Interamericana de Derechos Humanos que tenía tres sentencias condenatorias por violación de los derechos de los pueblos indígenas", expresa.

MALA EDUCACIÓN EN EL CAMPO

Amnistía también trae a colación las condiciones de la educación en Paraguay, especialmente en las zonas rurales.

En el interior, la educación es mala, los recursos son escasos y la infraestructura es deficiente, concluye el informe.

Igualmente, se señala que la población rural en general no accede a opciones viables para recibir educación superior.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD