Instituto bíblico en Yalve Sanga inauguró ampliaciones en su “escuela de mujeres”

FILADELFIA. Recientemente se inauguró una importante ampliación edilicia de la Escuela de Mujeres, perteneciente al IBI (Instituto Bíblico Indígena) ubicado en la comunidad Yalve Sanga, el IBI es una institución que desde sus inicios (1975) ha albergado a más de 1.000 familias, trabajando con una malla curricular en los idiomas Español, Enlhet, Nivacle y Guarani, el plantel estudiantil lo integran parejas o familias indígenas de todo el país. Actualmente cuentan con 33 familias de estudiantes.

La obra pertenece al IBI (Instituto Bíblico Indígena), que es una obra misionera dirigida a los pueblos originarios.
La obra pertenece al IBI (Instituto Bíblico Indígena), que es una obra misionera dirigida a los pueblos originarios.abc color

Teniendo la visión de trabajar con los pueblos originarios de varias etnias, quienes mayormente se desplazan en familia, la necesidad de más espacio se hizo imperiosa, es por eso que gracias a donaciones -tanto en dinero, materiales y trabajo voluntario- el Instituto Bíblico Indígena logró construir dos nuevas aulas, una cocina espaciosa y moderna, varios baños y una sala de reunión con una capacidad de reunir 80 personas.

El costo de esta ampliación rondó los G. 670 millones pero se estima que al término, teniendo en cuenta que siguen en proceso de equipar la cocina, el monto total invertido ascenderá a G. 770 millones.

Desde 2014, la escuela de mujeres forma parte del IBI. “Constantemente nos encontrábamos en aprieto de espacio, porque todas las aulas fueron usadas con múltiples propósitos”, comentó Siegfried Durksen, director de la ACOMEN (Asociación Civil Obra Misionera Evangélica Menonita).

El mismo refirió también que la dinámica dentro de la institución es que tanto hombres, mujeres y niños entren en sus respectivas escuelas y clases de estudio. Los hombres cuentan con materias bíblicas, formación personal, musical y social; mientras que las mujeres entran paralelamente a la escuela de mujeres, aprendiendo materias de higiene, cocina, a usar máquinas de coser y manualidades para el hogar. Los niños van a sus debidas clases hasta la secundaria, de esta manera toda la familia estudia.

Lea más: Urge provisión de oxígeno a la comunidad Yalve Sanga en el Chaco

La ACOMEM es la obra misionera evangélica que trabaja con los indígenas en el Chaco central, de las iglesias menonitas de Fernheim y Neuland. La obra misionera inició en el año 1935, meses después de la guerra del Chaco. Los inmigrantes menonitas al llegar al Chaco central, en 1930, se organizaron a vivir en los campos pastizales, hoy día conocido como colonia Fernheim (Filadelfia).

Según cuentan, al establecerse las primeras iglesias evangélicas indígenas, notaron la necesidad de una escuela bíblica para preparar líderes locales, fundando así en 1975 el “Instituto Bíblico Indígena” (IBI) de Yalvesanga que a la vez es patrocinado por las iglesias menonitas de habla alemán de las tres colonias Menno, Fernheim y Neuland.

El beneficio directo, de las nuevas instalaciones lo tienen las mujeres indígenas de los estudiantes del IBI. También reciben chicas y mujeres de las aldeas y comunidades indígenas que están en las cercanías, quienes acuden para estudiar diariamente. Las clases se realizan de lunes a viernes de mañana y en parte también a la tarde.

El Departamento de Boquerón es uno de los puntos del país que posee la mayor población demográfica de pueblos originarios, por lo que el trabajo exclusivamente orientado a este sector es de suma importancia para el desarrollo de la calidad de vida de los nativos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.