Del “secuestro” al “bochorno”

El "secuestro" de Rolando Marciano Chilavert y su hijo Iván en Ucrania sigue generando controversias más allá de diferentes versiones entre Cancillería y la Fiscalía. Unos videos filtrados los muestra como protagonistas de una fiesta desenfrenada.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/OE2DPQMBDZEVXHFV6CZKPA4F3M.png

Los videos exponen una supuesta fiesta descontrolada, con momentos de desnudez y aparente estado fuera de sí del entrenador de fútbol compatriota y su hijo y asistente técnico. Las imágenes no condicen con las denuncias de “secuestro” en Ucrania, que obligaron incluso a la intervención diplomática de nuestro país.

“Este es el estado en que han regresado estos señores, de a saber qué puterío o a saber qué historia. Esta es la verdad, para que quede constancia mañana, en un estado lamentable”, afirma un hombre, en castellano, tras la cámara. Lo dice a medida que entra a la habitación del hotel de Chilavert y su hijo, donde Iván está recostado en la cama y al técnico compatriota se lo ve de pie, pero con dificultad para hilar palabras.

PUBLICIDAD

¿Qué tienen que decir profe sobre esto? Dígamelo usted, porque esto es una vergüenza y que quede grabado para que lo vea… Este hombre (Iván) no se tiene en pie. ¿Qué tienen que decir, profe?, ¿no tienen que decir nada?”, le reprocha el hombre con acento español, aparentemente parte del club que llevó a Europa del Este a los compatriotas para contratarlos.

Nada”, es lo único que atina a decir Rolando Chilavert, a lo que el hombre que lo filma le recrimina: “¿No? ¿Nada? Porque es lamentable lo que han hecho, es una vergüenza”.

Arrastrando un poco las palabras, aparentemente bajo efectos de bebidas o alguna sustancia, Chilavert trata de defenderse: “Yo estoy respondiendo sobre mi hijo”. El hombre los sigue cuestionando y afirma que “lo de su hijo no tiene nombre. Lo que ha hecho en la calle, en un restaurante, lo que ha hecho ahora en la recepción, es una vergüenza, una vergüenza”. El hombre junto a otros continúa filmando y le dice a Iván, que está recostado en la cama: “A ver, saca la polla (miembro masculino) como haz hecho toda la tarde”.

Finalmente, Chilavert, sin salir del estado aparente de letargo por alguna sustancia trata de justificar de vuelta a su hijo, preguntando qué hicieron. “¿Qué ha hecho? Faltarle el derecho a mucha gente y no saben autocontrolarse, porque un hombre se tiene que autocontrolar”, le responde.

Ya en un video aparentemente del día posterior, se ve a Iván y a Rolando Chilavert dirigiendo y jugando en una práctica de fútbol. De vuelta, un hombre con acento español le cuestiona: “Está bien, está jugando tu padre un partido de fútbol, ¿así es como estaba secuestrado?”. “No, no, está bien, está jugando”, le responde escuetamente Iván. “Mira qué secuestro, espectacular el secuestro”, ironiza el hombre tras la cámara, filmando el juego con el balón.

Supuesta nota remitida por Cancillería, solicitando ayuda al gobierno ucraniano para la "liberación" de los compatriotas. 

Un documento diplomático divulgado ayer -que es negado por la Cancillería- mencionaba una supuesta denuncia de secuestro e incluso amenaza de muerte de Chilavert y su hijo. Si bien Relaciones Exteriores intentó negar esa situación y ese documento, la tarde de ayer, la Fiscalía confirmó que recibieron una denuncia de “supuesto secuestro” que están investigando, así como una supuesta red de trata de personas tras este caso.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD