A menos de un mes, bicis paradas “por el éxito”

Las bicicletas públicas en Asunción son tan demandadas que, obligatoriamente, cada 15 días tienen que tomarse un parón para mantenimiento, según encargados del proyecto. El sistema no tiene un mes de vigencia, pero está paralizado.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/3Z5GJUGYFJBJ5PYEVBGN7UGGMY.jpg

"No es la primera vez que suspendemos el sistema; cada 15 días solemos hacerlo para realizarles mantenimiento a las bicicletas", explicó la arquitecta Carla Linares, directora ejecutiva del Centro Histórico de Asunción (CHA), que es la encargada de mantener y evaluar el proyecto denominado “Asu Viva”, que pone a disposición de la ciudadanía unas 150 bicicletas de forma gratuita desde el 13 de diciembre pasado.

Desde ese día hasta fin de año se realizaron 1.515 viajes y tan sólo en la primera semana de enero, del 1 al 8, se registraron 910. Es decir, en una semana se realizó el 60% del total de viajes del mes pasado. Las bicis volverán a estar disponibles entre mañana y el sábado. El sistema dejó de funcionar ayer. 

PUBLICIDAD

Linares explicó, con respecto al uso, que como siempre "hay de todo", pero en general se muestran sorprendidos por la apropiación de los asuncenos de este sistema. Según relató, algo llamativo, sobremanera, es que experiencias internacionales similares advertían de la posibilidad de robo o daño adrede de estas bicicletas de hasta un 50%. A casi un mes de vigencia del sistema, hasta ahora no reportaron ni un solo caso de intento de robo.

El mayor “daño” que hasta el momento registraron es que algunas personas sobrecargan las canastillas, pudiendo forzar su resistencia, pero según explica la arquitecta, esto, más que un problema grave, refleja la necesidad del proyecto de adaptar el sistema no sólo para uso recreativo, sino también como medio de transporte.

De hecho, las bicicletas cuentan con un sistema de posicionamiento global (GPS) que permite hacer un seguimiento de la ubicación de las mismas. Los datos almacenados arrojan que algunas personas utilizan los bicis incluso para ir a la zona de Villa Morra, Sajonia o barrio Obrero (barrio al que conduce la bicisenda Iturbe) para realizar, por ejemplo, compras. Es decir, ven el sistema ya no como algo recreativo, sino como práctico en cuanto a transporte, que es el objetivo final del proyecto.

Otro “problema” habitual es que mucha gente aún no sabe usar el sistema -algo normal por el poco tiempo de vigencia-, ya que retiran las bicicletas de una de las 6 estaciones (Panteón de los Héroes, Palma y 15 de Agosto, El Paraguayo Independiente y Montevideo, Plaza Uruguaya, Costanera I y II) y se exceden con el tiempo de uso que es de 1 hora, o bien, no saben que deben dejarlas en otra estación habilitada y dejan las bicis ya sea en la Comandancia de la Policía, la zona de la Costanera u otro sitio que consideren seguro.

Esto obliga a tener que llamar a los usuarios o a que funcionarios municipales vayan y retiren las bicicletas, algo que Linares cree que se solucionará a medida que la gente vaya aprendiendo cómo funciona el sistema.

El mantenimiento realmente no es muy costoso, ya que lo realiza el propio personal municipal. No obstante, consideran que en un futuro mediano deberán cobrar un pequeño monto por el uso de las bicis.

La responsable del CHA explicó que en algunos países el sistema de bicis públicas es gratuito, pero se puede aplicar el cobro de un monto ínfimo -menor a un pasaje del transporte público- por ejemplo cuando se excede la hora de uso. No obstante, esto es algo que no será definido al menos hasta otoño, así que la ciudadanía puede seguir aprovechando el sistema en verano, siempre que esté disponible.

El lote de 150 bicis disponibles hoy fue donado por la empresa Diesa, pero están evaluando ampliar la cantidad ante la gran demanda, lo que además implicará la apertura de nuevas estaciones en otras zonas de Asunción.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD