Exigen justicia para motociclista fallecido

CORONEL OVIEDO. Familiares y amigos de Marcos Antonio Ramírez (37), quien perdió la vida al ser arrollado el domingo 6 de marzo en Coronel Oviedo, realizan hoy, a las 19:00, una movilización para pedir justicia.

El percance ocurrió alrededor de las 19:00 del pasado 6 de marzo, sobre la Avda. Mcal. Estigarribia casi Sinforiano Bogarín de la capital del quinto departamento.

Los testigos del hecho relataron que el conductor, Ramiro Salinas, se encontraba en estado de ebriedad, según relató Luis Ramírez, hermano de la víctima. 

La manifestación es para pedir que termine la impunidad en Coronel Oviedo y exigir que se haga justicia por la muerte de Marcos Antonio, dijo Luis Ramírez durante una visita a nuestra redacción central. Mencionó que la concentración de familiares y amigos será en el mismo lugar donde ocurrió la tragedia.

PUBLICIDAD

En el sitio encenderán velas y harán una oración en memoria de Marcos Antonio. Después la gente se trasladará al domicilio del propietario del vehículo y de ahí a la sede de la Patrulla Caminera.

Según Luis Ramírez, desde un primer momento la fiscalía y la Patrulla Caminera manejaron en forma desprolija la investigación, con intención de favorecer al autor del hecho, que según denunció, es conocido por crear conducir a alta velocidad en estado de ebriedad en la ciudad.

Ramírez denunció que cuando ocurrió el hecho la fiscala de turno, Viviana Duarte estaba en un concierto y el procedimiento fue realizado por su asistente, Líder Bogado.

Agregó que una persona identificada como Miguel González, supuestamente intentó hacerle el alcotest a Salinas, pero se negó. Según informó a medios locales el Director Nacional de la Patrulla Caminera, Rafael Christ Jacobs, González no pertenece a la institución.

Recién después de 17 horas se le practicó la prueba a pedido de la fiscala Duarte y hasta ayer no se tenía el resultado, denunció. Según Luis Ramírez, el hermano del conductor del vehículo que atropelló a su hermano trabaja en el Poder Judicial y es operador político de Mario “Baby” Soto Estigarribia. Aseguró que existe mucha presión para dejar impune el caso, que fue caratulado como “Homicidio culposo”.

Entretanto, el pasado martes la jueza Catalina Riquelme dispuso la reclusión preventiva de Ramiro Salinas (21) a pesar de que la fiscal del caso, Viviana Duarte, solicitó su arresto domiciliario.

Según fuentes, a pesar de que el homicidio doloso se trata de un delito, la jueza resolvió ordenar prisión preventiva debido a varias irregularidades en el proceso, como la no incautación de la camioneta y una dudosa prueba de alcoholemia.

Ante este escenario, la agente fiscal del caso solicitó un análisis laboratorial de la sangre del imputado, para determinar si estaba alcoholizado en el momento del accidente. La extracción de la muestra se realizó el lunes y se remitió al laboratorio forense del Ministerio Público en Asunción. Los resultados de la alcoholemia deben estar en un plazo de 10 días, según explicaron desde la fiscalía.

La fiscal asegura no estar recibiendo presión política para favorecer al diputado, no obstante, sí existe presión de la prensa y la ciudadanía, pero argumentó que esto no afectará su objetividad en el trabajo.

Desmintió que haya estado en un concierto al momento del accidente. Aseguró que estaba en misa en la iglesia local y que al tener conocimiento del hecho dio instrucciones a sus funcionarios para realizar el procedimiento.

Aclaró que la extracción de sangre se realizó recién a la mañana siguiente del accidente porque necesitaban de la autorización de un juez.

Adelantó que cuenta con un video de un circuito cerrado de un local comercial que captó las imágenes del momento de accidente. Según la agente, este material da fuerza a los indicios de la responsabilidad de Salinas en el homicidio culposo.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD