Hace 34 años mataron a Somoza en Asunción

Anastasio Somoza, dictador nicaragüense, fue asesinado por un grupo revolucionario hace 34 años, en Asunción. El atentado que derivó en su muerte repercutió en todo el mundo.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/JUOBGQSJAREZDOXZH34FHBAMMU.jpg

Alfredo Stroessner había dado asilo a Anastasio Somoza Debayle, quien fue presidente de Nicaragua entre 1967 y 1972 - 1974 - 1979. Derrocado, pidió asilo político, que el dictador paraguayo concedió.

El multimillonario Somoza, uno de los que marcaron las dictaduras centroamericanas de derecha, en plena Guerra Fría, tuvo el apoyo de los Estados Unidos, hasta que Jimmy Carter se lo sacó. Tenía muchas empresas y se lo apodaba “Tachito”.

El 17 de setiembre de 1980, a poco más de un año de vivir en el país, Somoza fue asesinado en un feroz atentado que se produjo sobre la avenida España y su cruce con América. Los autores fueron integrantes del grupo guerrillero argentino “Ejército Revolucionario del Pueblo”, liderado por el conocido – y ya fallecido - Enrique Gorriarán Merlo. El coche de Somoza, un Mercedes Benz de lujo, fue atacado con fusiles y un lanzacohetes que lo destrozó. El cuerpo de Somoza quedó destrozado, así como el de su chofer César Gallardo y uno de sus asesores, Jou Baittiner.

La muerte de Somoza representó el fin del “linaje” nicaragüense, uno que se empotró en el poder desde 1954 (mismo año en el que Stroessner se hizo con el poder).

El atentado tuvo repercusión internacional; primero por la muerte del dictador y segundo porque la policía stronista se había visto burlada. El único que no logró escapar fue Hugo Irurzún, quien falleció tras una “sesión” de torturas de los agentes paraguayos. Stroessner inició luego una persecución de extranjeros con el argumento de que tenían que cazar a los autores del hecho.

Somoza fue enterrado en los Estados Unidos a pedido de su esposa, Hope Portocarrero, quien heredó los millones de dólares de su esposo, conocido por tener también varias amantes.

Tiempo después, Gorriarán Merlo dio varias entrevistas detallando el atentado.