Rápida liberación de la carga de cigarrillos

Una carga de cigarrillos producidos por una empresa propiedad del presidente paraguayo Horacio Cartes fue incautada casi de casualidad el martes en Alto Paraná y liberada en menos de 24 horas. En Brasil también decomisaron productos de la misma marca.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/KDVK5EWDLZFJPIUID4RCTA3SFM.jpg

Unas 880 cajas de cigarrillos de la marca Eight-King Size, producidos por la empresa Tabacalera del Este S.A, propiedad del presidente Horacio Cartes, fueron incautadas en Alto Paraná. El cargamento fue encontrado de casualidad durante un procedimiento en el que se pretendía dar con narcotraficantes y fue liberado en menos de 24 horas. El abogado del dueño de la carga aseguró que tienen las documentaciones en regla y que las cajetillas tenían como destino Salto del Guairá. Lo llamativo del caso es que, según el fiscal Giménez, los cigarrillos estaban siendo cargados en embarcaciones.

El procedimiento fue encabezado por el fiscal antidrogas Manuel Rojas Rodríguez y de marcas Carlos Antonio Giménez. Rojas Rodríguez manifestó a ABC Color que contaban con información de que en el lugar encontrarían dos camiones en los que se transportaba marihuana pero que en cambio se encontraron con los cigarrillos que estaban siendo preparados para presuntamente ser trasladados al Brasil. El empresario Agustín Orrabalis fue señalado en primer momento como el supuesto propietario de la carga.

Al momento del procedimiento, quienes acompañaban la carga presentaron una factura por un monto de G. 148.500.000, correspondiente a apenas 300 cajas del total transportado.

Los cigarrillos eran transportados a bordo de un camión Scania, color blanco, con matrícula CBS 066 que fue  trasladado hasta el depósito del Ministerio Público en Ciudad del Este y la causa quedó a cargo de Giménez. ABC intentó comunicarse en reiteradas oportunidades con el agente fiscal, sin embargo el mismo no respondió a nuestras repetidas llamadas telefónicas. Cuando por fin conseguimos dar con él, se excusó diciendo que se encontraba un procedimiento y que volviéramos a llamar minutos después. Intentamos comunicarnos nuevamente con el mismo, pero ya había apagado sus dos teléfonos celulares.

PUBLICIDAD

Wilson Benítez, abogado que se presentó en el lugar del procedimiento identificándose como el representante legal de Orrabalis, señaló a ABC Color que el cargamento incautado tenía como destino final la ciudad de Salto del Guairá, pero que se quedó por el camino en la zona de la colonia Pikyry, distrito de Santa Fe del Paraná.

Benítez aseguró que el camión se encontraba estacionado frente a la granja de un amigo del propietario de la carga, al lado de una camioneta; y fue allí que habría surgido una denuncia sobre una supuesta carga de marihuana. Relató que llegaron al lugar el asistente del fiscal antidrogas y efectivos de la Senad que abrieron el camión y verificaron la carga con canes antidrogas. Afirmó que ellos mismos pidieron el traslado hasta la sede de la entidad en Ciudad del Este para poder realizar los controles. “Verificaron cada caja, no encontraron nada de la denuncia y solicitamos nosotros la entrega de la mercadería, presentamos las facturas originales”, aseveró.

Cuando le consultamos si el destino final no sería Brasil, como se presumía en un principio, Benítez dijo que ellos no podrían asegurarlo pues si bien el camión iba rumbo a Salto del Guairá, “el que compra allí ya no sabría decirte si lleva a Brasil”. Llamativamente, la granja se encontraba apostada en las cercanías del Lago Itaipú, en el que -según datos de la Receita Federal- existen unos 300 puertos clandestinos desde donde todos los días pasan mercaderías de contrabando.

Puntualizó que la carga pertenece a un hombre de nombre Fernando Delvalle, quien había adquirido el producto de Orrabalis, empresario que se dedica a la venta de estos productos comprados de Tabesa en la zona del centro de Ciudad del Este.

PUBLICIDAD

El mismo día, fueron incautados dos cargamentos de cigarrillos paraguayos durante procedimientos realizados en territorio brasileño. El primer cargamento estaba compuesto por 6.290 cajetillas transportadas en un camión que tenía como destino final Río de Janeiro.

En otro operativo realizado en el estado de Paraná, limítrofe con Paraguay, la Receita Federal incautó 33.400 cajetillas de cigarrillos de la marca Eight, fabricados por la empresa Tabesa, del grupo Cartes, propiedad del presidente paraguayo.

Diversas investigaciones señalan a Paraguay como uno de los centros mundiales del contrabando de tabaco. Las tabacaleras de nuestro país fabricaron aproximadamente 68.000 millones de cigarrillos en el 2006, más de 20 veces lo que consume el mercado local. La gran mayoría de los cigarrillos –valuados en 1.000 millones de dólares anuales a precio mayorista– es llevado de contrabando al extranjero, principalmente a Argentina y Brasil.

Medios  como Gazeta do Povo, de Brasil, y El Tiempo, de Colombia, señalan que el presidente paraguayo Horacio Cartes es el mayor beneficiado con el contrabando de cigarrillos en nuestro país. El medio brasileño bautizó al primer mandatario como “El Patrón del Tabaco”, mientras que los colombianos aseguran que los cigarrillos producidos por la empresa del político colorado inundan el mercado de su país.

ABC Color intentó obtener la versión de la empresa Tabesa con respecto a la incautación de los productos, pero su representante José Ortíz no respondió a nuestras reiteradas llamadas telefónicas. 

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD